CIUDAD DE MÉXICO, 4 de noviembre de 2019. — Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob) aseguró que su posición respecto a la extensión del período de gobierno de Jaime Bonilla en Baja California “está consistentemente basada en el análisis jurídico de sus variables legales”, por lo que reitera que queda en manos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

La funcionaria federal emitió un comunicado de cuatro páginas emitido la tarde de este lunes, tras la polémica que se desató por un video grabado con el gobernador de esa entidad del norte del país, cuando asumió el mandato.

“He mantenido una postura íntegra e intachable, poniendo por delante, invariablemente, el respeto a la ley u el interés superior de la Nación”, asegura tras un recuento de su trayectoria profesional.

“Considero y así lo declaré, que en este momento el bando recibido por el gobernador de esa entidad es legal, en virtud de que prevalece la norma vigente del Congreso local, que prolongó de 2 a 5 años el período de gobierno, estando, sí, en entredicho su constitucionalidad”, apuntó.

Sánchez  Cordero insiste en que más allá de las posturas, es un caso que deberá resolver conforme a derecho, y como Poder independiente, la Suprema Corte.

“Se trata de un asunto que corresponde resolver, única y exclusivamente, a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la que será la encargada de determinar si la norma emitida por el Congreso local es o no inconstitucional, de lo que dependerá la duración del mandato del actual gobernador”, dijo.

“Efectivamente, en algunas entrevistas fui cuestionada sobre el tema, manifestando que mi postura como jurista es hoy la misma que ayer me llevó a votar, en escenarios similares siendo magistrada, por la inconstitucionalidad de hechos así, como lo expresé en mi comparecencia en la Cámara Alta", insistió.

En las últimas dos páginas, la secretaria de Gobernación detalla que la SCJN no es que se vaya a tomar el mismo criterio, debido al “esgrima jurídico que mencioné en el video, y es parte de los escenarios inmediatos, muestra que el problema radica en quién está legitimado para promover la acción legal”.

Aseguró que pese a los cuestionamientos, sus argumentos tanto en público como en privado son congruentes y respetuosos, por lo que seguirá al frente de la Segob trabajando por México.

“Con esa misma determinación, perseveraré como ser humano imperfecto, en mi decisión de seguir sirviendo cada vez mejor a México. Eventualmente podré equivocar una expresión, más mi honestidad e integridad seguirán rigiendo permanentemente mi vida en lo público y en lo privado, estando siempre por encima de cuestionamientos y de cualquier interés que no sea el superior de mi país”, concluye el escrito.