TEPIC, Nay., 17 de septiembre de 2020.- Un grupo de feministas acudieron a las instalaciones de la Comisión para la Defensa de los Derechos Humanos (CDDH) de Nayarit, que preside Maximiliano Muñoz De la Cruz, donde plasmaron consignas, con grafitis, al interior y exterior, además, pegaron fotos y exigieron justicia por las mujeres violentadas y desparecidas.

Las manifestantes pidieron a la Fiscalía de Nayarit la parición con vida madre e hija indígenas, quienes no han sido localizadas; la primera, de nombre Eliseida Díaz Carrillo y la menor Deisy Díaz Carrillo.

“Que regresen sanas y salvas a su casa y que las mujeres de Nayarit, se involucren en este asunto, que no haya discriminación y se exija su localización”; dijo una de ellas.

“¿El vandalizar no las lleva a nada? Es un llamado a la sociedad para que se involucre. Todos somos culpables, gobierno, políticos y el mismo pueblo, vecinos, que se hacen de la vista gorda por miedo o porque les afecta a sus intereses.

"Desapariciones forzadas, feminicidios, homicidios, secuestros, trata de blancas y no hacemos nada, solo criticar a quienes de alguna manera alzan la voz”, expresó Angie Ávalos con un posteo.

La desaparición de las dos, madre e hija, fue el 23 de julio de este año y el reporte se dio el pasado día 15 de septiembre de 2020. Las autoridades de la Fiscalía, activaron el protocolo Alba Nayarit y la Alerta Amber, emitiendo la ficha correspondiente, donde dan las características de cada persona.

Eliseida, es de cara redonda, mentón ovalado, frente mediana, orejas medianas, ojos negros chicos, nariz mediana, boca mediana y labios delgados. Vestía blusa azul, falda azul con flores, zapatos de plástico negros.

En el resumen de hechos, se menciona que Eliseida, salió de su domicilio ubicado en el poblado de Guadalupe Ocotán, municipio de La Yesca, Nayarit; y se encuentra en compañía de su menor hija de nombre Deisy Díaz Carrillo.

Sobre la menor Deisy, la ficha de la Alerta Amber AAN 0116/20, indica que tiene tres años de edad, de un metro de estatura, morena clara, de complexión media, pelo color castaño claro, ojos negros medianos. La menor salió de su domicilio ubicado en el poblado Guadalupe de Ocotán, municipio de La Yesca, Nayarit. Se considera que la integridad de la menor de edad puede estar en riesgo, toda vez que puede ser víctima de la comisión de un delito.