Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Archivo

Fallece el artista plástico Felipe Ehrenberg

Redacción/Quadratín México
 
| 15 de Mayo de 2017 | 21:22
 A-
 A+

CIUDAD DE MÉXICO, 15 de mayo de 2017.- El artista plástico Felipe Ehrenberg falleció este lunes a la edad de 73 años.

El autor se encontraba en un hospital de Cuernavaca tras sentirse delicado, sin embargo, falleció en el lugar a causa de un infarto.

En octubre de 2014, Felipe Ehrenberg, nacido en Tlacopac en 1943, habló con Quadratín México de la próspera carrera en Brasil, país donde residió 14 años.

El prolífico y multifacético artista regresó a México de manera definitiva para continuar con “lo que uno sabe hacer tratando de hacerlo lo mejor posible”.

En aquella plática, el neólogo que lleva 30 años “abogando porque México se civilice un poco”, afirmó que “si hay algo que requiere apoyo, estímulo y grandes inversiones es la cultura y sus sedimentos, que son las artes”.

Formado como pintor, escultor y grabador bajo la tutela de maestros como Mathias Goeritz y José Chávez Morado, el artista Felipe Ehrenberg aseguró que en países como Japón, Francia, España y Alemania –a los que México quiere copiar– la cultura se declara cuestión de Estado y, por tanto, “a la hora de presupuestar cada año, los rubros considerados asuntos de Estado reciben los grandes presupuestos”, lo que no sucede en el país.

“El Estado no debe confundir la filantropía y el mecenazgo con sus responsabilidades, como declarar la cultura asunto de Estado”, puntualizó.

El también fundador del Consejo Mexicano de Fotografía, puntualizó en ese entonces que “México vive una guerra civil y es en tiempos de guerra cuando los protagonistas que le dan sustancia a la cultura de todo un pueblo pueden ayudar a buscar salidas porque quien causa toda esta violencia es la propia sociedad: los soldados y las víctimas tienen nombre, apellido e historias de vida”.