CIUDAD DE MÉXICO, 2 de octubre de 2018.- El Pleno de la Cámara de Diputados se congratuló por la renegociación del tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá, el cual, aseguraron, traerá más inversiones al país, así como generación de empleos.

Durante la sesión de este martes, los legisladores reconocieron el trabajo realizado por el actual Gobierno federal, el electo y los sectores involucrados.

Estos pronunciamientos se dieron al aprobar una propuesta de urgente y obvia resolución presentada por el PRI a través del diputado, Fernando Galindo, quien aseguró que el nuevo pacto denominado Acuerdo Estados Unidos-México-Canadá (USMCA) dará certidumbre a México y permitirá incrementar las inversiones.

“Generando certidumbre económica de corto, mediano y largo plazo. Este acuerdo permitirá a la región profundizar su integración productiva, renovará nuestras relaciones y dará un nuevo impulso al comercio y a las inversiones en la región.  Reconocemos al equipo negociador del Gobierno Federal y del gobierno de transición”, señaló.

El priista detalló que entre los beneficios que tendrá este nuevo acuerdo comercial, es mayor acceso a los servicios financieros; competitividad en telecomunicaciones; fortalecimiento a la protección de la propiedad intelectual de marcas no tradicionales; así como reglas de origen para afianzar cadenas de valor en materia automotriz y manufacturas;

También refirió que se fortaleció y amplió la protección de los derechos de los trabajadores, incluyendo a los migrantes; mayor  revisión al comercio agroalimentario; promoción de las pequeñas y medianas industrias; reconocimiento a la independencia y soberanía energética de México; al igual que mejores condiciones en cuanto al comercio digital.

Refirió que ahora el siguiente paso será el análisis y ratificación del Senado de la República y los órganos legislativos respectivos de Estados Unidos y Canadá.

La diputada de Morena, Dolores Padierna, quien respaldó la felicitación, puntualizó que no se están evaluando los resultados del nuevo acuerdo, ya que éstos estarán a revisión todavía.

Sin embargo, reconoció a los negociadores y la modernización en disposiciones sobre gobierno digital, propiedad intelectual y energía; y aunque admitió que persisten preocupaciones sobre la imposibilidad de modificar la reforma energética, sostuvo que haber cancelado el acuerdo, habría sido contraproducente.

“Pues vale la pena congratularse por estos acuerdos, porque tanto, el que se hubiera cancelado o anulado, hubiera sometido a México a una fuerte inestabilidad, que en este preciso momento donde nosotros entramos a gobernar, hubiera sido un desequilibrio mayúsculo. Se va a revisar”, afirmó.

A pesar de la postura a favor y de celebración de la mayoría de los grupos parlamentarios, fue el PT y su diputado Gerardo Fernández Noroña así como otros legisladores, quienes pidieron no echar las campanas al vuelo.

Acusaron que todo indica que para llegar a este acuerdo, el gobierno mexicano cedió a las presiones e intereses proteccionistas del presidente norteamericano, Donald Trump; asimismo, aseveraron que no se pueden congratular por un acuerdo del cual se desconoce su contenido.

“No saben en qué términos se acordó, ni siquiera el Senado tiene el documento completo a esta hora, tiene un resumen ejecutivo hecho a modo, y van de obsequiosos a felicitar a un desgobierno criminal que se ha caracterizado por sus actitudes de vende patrias. ¿Ahora resulta que Luis Videgaray e Ildefonso Guajardo son las guardas de la soberanía nacional?”, reprochó.

En esta renegociación, se llevaron a cabo más de 250 reuniones de trabajo con diversos representantes de sectores productivos del país, y fue el pasado 30 de septiembre cuando los tres países integrantes del pacto, anunciaron la finalización de las negociaciones para un nuevo acuerdo trilateral.