CIUDAD DE MÉXICO, 13 de enero de 2020. — En el destino turístico de Manzanillo, en el estado de Colima, autoridades federales frenaron el desarrollo de un proyecto inmobiliario por el impacto ambiental que representa.

De acuerdo a un comunicado, por incumplir con los términos y condiciones establecidos en la Resolución Administrativa que emitió la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en materia de impacto ambiental, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), en Colima, clausuró de manera definitiva un proyecto de condominios ubicado en la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) del fraccionamiento Playa Azul, municipio de Manzanillo, en esta entidad.

En la misma Resolución, la Profepa impuso una sanción económica a la asociación civil que promovió dicho proyecto de condominios por la cantidad de 337 mil 960 pesos.

Los responsables del proyecto no presentaron el título de concesión previo al desarrollo de obras y actividades del proyecto, para la legal ocupación de la Zofemat establecido en los términos y condicionantes de la resolución de Semarnat en materia de impacto ambiental. Además, incumplieron con las medidas de mitigación y compensación que le fueron impuestas en la autorización, con el propósito de contrarrestar los efectos causados al ambiente en la realización de los trabajos.

Cabe asentar que el promovente del proyecto contravino las disposiciones contenidas en los siguientes artículos: 28 fracciones IX y X de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA); 5°, incisos Q) y R), fracción I, 47 párrafo primero, 48 y 49 del Reglamento de la propia legislación en materia de Evaluación del Impacto Ambiental.