CIUDAD DE MÉXICO, 20 de julio de 2016.- Al entregar la autopista La Marquesa-Toluca, el presidente Enrique Peña Nieto ratificó que su administración pública federal tiene una visión de un plan maestro en materia de infraestructura para lograr una mejor conectividad de las distintas regiones del país y con ello elevar la competitividad.

“Para que México pueda seguir atrayendo mayores inversiones que generen empleos, es importante tener un país bien comunicado”, expresó el Mandatario federal al referir que las empresas que se instalan, si no encuentran una buena infraestructura de carreteras, ferroviaria y marítima, difícilmente se quedarán.

Tras develar las placas inaugurales de la Autopista La Marquesa-Toluca y Plaza Las Alas, acompañado del gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, agradeció a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), así como a la Concesionaria de facturación de casetas Pinfra, por lograr el objetivo trazado en la fecha de su cumpleaños.

Al llegar a la plaza de cobro La Marquesa-Toluca, Peña Nieto arribó manejando una camioneta color negro tipo Suburban, y tras pagar los 47 pesos de la caseta, fue recibido por los asistentes quienes le entonaron Las Mañanitas.

Durante su intervención, reiteró que el empeño de su gobierno, dada la ubicación geográfica del país y de gran conectividad con distintas regiones del mundo, pueda ser más competitivo.

Ante autoridades municipales de Ocoyoacac, Estado de México acreditó el trabajo coordinado con el gobierno estatal; y destacó que, de las 52 autopistas programadas en su sexenio, 26 ya se han entregado, que representan una longitud de mil 600 kilómetros.

Celebró que dentro de las carreteras federales que se han modernizado, 57 están concluidas de 80 programadas con una extensión y ampliación de dos mil kilómetros; añadió a la fecha se han construido 28 mil kilómetros de caminos rurales en pequeñas comunidades, pero que implican un gran esfuerzo y dedicar recursos.

Mi mayor felicidad, la felicidad de todos los mexicanos: Peña en su cumpleaños

Otro pastel –pero esta vez de chocolate– le fue obsequiado al presidente Enrique Peña Nieto, para celebrar este miércoles sus 50 años de edad.

En compañía de su esposa, La Primera Dama Angélica Rivera, su madre, la señora Socorro Ofelia Nieto Sánchez, y hermanos, nuevamente expresó en sus deseos de cumpleaños que su mayor felicidad, es la felicidad de todas las familias mexicanas.

“Seré feliz, en la medida que México sea feliz”, anheló en sus palabras antes de apagar las dos velas con los números a la edad que llegó.