GUADALAJARA, Jal., 16 de septiembre de 2020.- Noche de Grito de Independencia, noche de celebrar a México, pero también fue noche para saltarse los protocolos del Covid 19 que deben aplicar los restaurantes bares conocidos como botaneros, cervecerías o de venta de alitas.

Sobre todo en el Paseo Chapultepec, pero también algunos en Avenida Vallarta y en el Centro de Guadalajara, al ver las mesas llenas de clientes fue muy sencillo detectar que superaban por mucho el 50 por ciento de aforo permitido para estos negocios, y el uso del cubrebocas fue olvidado por la mayoría.

La música sonó fuerte, las bebidas no dejaron de servirse y la alegría fue contagiosa, sin embargo, a la mayoría de estos negocios se les salió de las manos el control que deben tener para evitar contagios de la enfermedad.

En el camellón central, como ya es tradición, los puestos de artesanías, botanas y dulces, ahí mucho más tranquilo que en los restaurantes porque además ya han sido multados otros fines de semana.

Más información en Quadratín Jalisco