Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Baja tasa de trabajo infantil pero 3.2 millones siguen haciéndolo: INEGI

Redacción/Quadratín México
 
| 12 de junio de 2018 | 10:47
 A-
 A+

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de junio de 2018.- El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presentó los resultados del Módulo de Trabajo Infantil (MTI) 2017 que contempla, como universo de estudio, a la población de 5 a 17 años en México, de los cuales 3 millones 200 mil menores siguen realizando actividades económicas.

El Módulo ofrece información sobre la medición del trabajo infantil desde una perspectiva amplia, que incluye tanto el trabajo en actividades económicas no permitidas, como el trabajo no remunerado en actividades domésticas en el propio hogar en condiciones no adecuadas.

La medición del trabajo infantil en actividades económicas no permitidas comprende dos grandes grupos: los que trabajan a una edad menor a la permitida y los que teniendo la edad mínima legal para trabajar lo hacen en ocupaciones, sectores y lugares peligrosos, horarios prolongados o jornadas nocturnas, así como en empleos prohibidos o con exposición a riesgos, de acuerdo con lo estipulado en la Ley Federal del Trabajo (LFT).

El MTI proporciona además datos sobre la relación entre trabajo infantil y la educación: asistencia escolar y razones de no asistencia a la escuela.

En 2017 la población infantil de 5 a 17 años en el país ascendió a 29.3 millones de personas. De este universo, 3 millones 200 mil (11%) realizaron trabajo infantil, siendo 62.7 por ciento hombres y 37.3 por ciento, mujeres.

La tasa de trabajo infantil disminuyó de 12.4 por ciento en 2015 a 11 por ciento en 2017. En este último año, del 11% referido un 6.4% realizó solo alguna ocupación no permitida, 4% solo se dedicó a realizar quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas y 0.7% combinó ambas formas de trabajo.

Por entidad federativa, en 2017 Nayarit tuvo la mayor tasa de trabajo infantil con 19.7%, mientras que en Querétaro se observó la tasa más baja con 5.3 por ciento.

Durante 2017, la tasa de trabajo infantil fue más alta en las áreas menos urbanizadas (localidades menores de 100 mil habitantes) con 13.6% a diferencia de las áreas más urbanizadas (localidades de 100 mil y más habitantes), donde el trabajo infantil alcanzó al 7.6% de la población de 5 a 17 años de edad.

El 7.1% trabaja en una ocupación no permitida

La ocupación no permitida la realizaron 2.1 millones de niños, niñas y adolescentes, cifra equivalente al 7.1% de la población de 5 a 17 años, mientras que la ocupación permitida la desarrollan 243 mil  personas. La tasa de ocupación infantil en actividades económicas no permitidas descendió de 11.5% a 7.1% entre 2007 y 2017.

En el mismo periodo, la ocupación no permitida de 5 a 14 años , disminuyó de 6.9% a 3.6 por ciento.

La ocupación no permitida por entidad federativa reportó sus niveles más altos en Nayarit (12.2%), seguido de Zacatecas, Guerrero y Puebla con 11.9% cada uno.

Por sexo, la ocupación infantil no permitida la realizan  73.2% de los niños y 26.8% de las niñas, mientras que por grupos de edad, el 38.7% lo realizó la población infantil de 5 a 14 años y el 61.3% de 15 a 17 años.

La ocupación no permitida es principalmente de trabajadores subordinados y remunerados con 56.7%, seguida de los trabajadores no remunerados con 39.2 por ciento. Concentrándose en el sector agropecuario con 34.5%, seguido de los servicios y el comercio, con 22.3% y 20.3%, respectivamente.

En 2017, 39.3% de la ocupación no permitida no recibe ingresos por su trabajo y el 31.3% percibe como máximo hasta un salario mínimo; seguido de un 20.9% que percibe entre uno y dos salarios mínimos.

La tasa de ocupación peligrosa  a nivel nacional fue de 18.2%. Por entidades, Zacatecas reportó el nivel más alto con 29.8% y la Ciudad de México, con 6.1%, registró la tasa más baja. Entre 2007 y 2017, se observó un descenso de 26.6 a 18.2 por ciento.

Las principales consecuencias para el hogar si el niño, niña o adolescente deja de trabajar, son que el hogar tendría que destinar parte de su ingreso al niño o la niña con 26.0% y el ingreso del hogar se vería afectado con 18.3 por ciento.

De los 29.3 millones de población infantil de 5 a 17 años, 2.1 millones no asisten a la escuela (7.2%). Las principales razones fueron la falta de interés, aptitud o requisitos para ingresar a la escuela (42.2%), falta de recursos económicos (13.7%) y por trabajo (12%).

El MTI identificó en el cuarto trimestre de 2017, 16.9 millones de hogares con población de 5 a 17 años. De éstos, en 1.7 millones hay población en ocupación no permitida, la mayoría en hogares con jefatura masculina (76%). Aun así, el número de hogares con ocupación infantil no permitida mostró un descenso de 2.3 millones en 2009 a 1.7 millones en 2017.

En condiciones inadecuadas, 1.4 millones hacen trabajo doméstico

Los quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas son aquellas actividades dedicadas a la producción de bienes y servicios para el consumo de los miembros del hogar y que afectan la salud o integridad física de quienes las realizan, es decir, se llevan a cabo en condiciones peligrosas o en horarios prolongados.

El MTI estima para el cuarto trimestre de 2017 un total de 21 millones de personas de 5 a 17 años que realizan quehaceres domésticos en sus hogares sin recibir remuneración, de los cuales 1.4 millones (4.7%) los hacen en condiciones no adecuadas.

La proporción de personas de 5 a 17 años que realizan quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas según sexo, fue de 51.5% mujeres y 48.5% de hombres.

Los estados de Tabasco con 14.2% y Querétaro con 1.6%, reportaron la tasa de quehaceres domésticos en condiciones no adecuadas más alta y más baja, respectivamente.

El 59.7% de las personas que realizan quehaceres domésticos no adecuados, le dedican hasta 14 horas semanales.

La metodología para la medición del trabajo en actividades no permitidas u ocupación no permitida fue aprobada por el Comité Técnico Especializado de Estadísticas del Trabajo y Previsión Social (CTEETPS) en su sesión celebrada el 27 de junio de 2016; el cual definió la ocupación no permitida como: “las actividades económicas que no están permitidas por la ley, ponen en riesgo la salud o bien afectan el desarrollo físico y/o mental de las niñas, los niños y los adolescentes de 5 a 17 años de edad”. Dicho trabajo comprende dos grandes grupos, los que trabajan a una edad menor a la permitida y los que teniendo la edad mínima legal para trabajar lo hacen en ocupaciones peligrosas, horarios prolongados o prohibidos.

En cuanto a la medición del trabajo doméstico en condiciones no adecuadas, esta toma como referencia la legislación laboral nacional, la XVIII Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo (CIET) y la metodología de las estimaciones mundiales de trabajo infantil de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Esta información puede ser consultada a detalle en la página de Internet del Instituto dando clic AQUÍ.

Comentarios

Notas relacionadas

Principales