CHETUMAL. Q. Roo., 21 de octubre de 2020.- El gobernador Carlos Joaquín giró instrucciones para que todas las instituciones educativas del norte del estado sean revisadas, se detecten posibles daños derivados del paso del huracán Delta y se hagan las reparaciones para tenerlas en buenas condiciones para cuando se reanuden las actividades presenciales.

El gobernador de Quintana Roo explicó que, durante los recorridos que realizó por los municipios afectados por el huracán, observó muchas escuelas con bardas caídas, árboles sobre aulas, etc., por lo que pidió al Instituto de Infraestructura Física Educativa de Quintana Roo (IFEQROO) la inspección.

“No tenemos actividades presenciales, pero no podemos dejar las escuelas así nada más. Tenemos que someterlas a las reparaciones que se requieran y tenerlas listas”, explicó el titular del Ejecutivo.

De esa revisión, el IFEQROO, cuyo titular es Abraham Rodríguez Herrera, reportó afectaciones en alrededor de 100 escuelas y que se requieren más de seis millones de pesos para su atención.

Los daños más recurrentes en cada una de las escuelas fueron caídas de árboles, bardas derrumbadas y afectaciones en las plazas cívicas, las instalaciones eléctricas y los sistemas de agua potable, indicó el titular del IFEQROO.

Consideró el funcionario que se requieren entre 30 y 60 mil pesos por cada escuela para su atención.

Carlos Joaquín explicó que se continuará gestionando los recursos ante el gobierno federal para poder reparar las escuelas y que los alumnos las encuentren en buenas condiciones cuando se tenga el retorno presencial.