CIUDAD DE MÉXICO., 8 de marzo de 2021.- Como parte de sus tareas fundamentales, desde que fue creado en diciembre de 2018 el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) emprende acciones afirmativas, impulsa programas y destina recursos públicos con perspectiva de género, para promover los derechos humanos, económicos y culturales; así como el acceso a la salud y a una vida libre de violencia de las mujeres indígenas y afromexicanas. 

En el marco del Día Internacional de las Mujeres que se conmemora el 8 de marzo –que este año la Organización de las Naciones Unidas (ONU) lo centra en el tema “Mujeres líderes: Por un futuro en el mundo de la COVID-19”–, el INPI realiza un balance e informa sobre las actividades implementadas en beneficio de las mujeres indígenas y afromexicanas, a través de sus programas institucionales. 

Para el ejercicio fiscal 2021, las reglas de operación del Programa para el Bienestar Integral de los Pueblos Indígenas (PROBIPI) establecen lineamientos específicos para la implementación y el ejercicio efectivo de los derechos fundamentales de las mujeres indígenas y afromexicanas, en los ámbitos comunitarios y regional, así como en materia de prevención de violencia de género. 

Para la instrumentación de Planes de Justicia Integral las reglas de operación estipulan apoyos emergentes para familias, con énfasis en la mujer indígena y afromexicana, así como de sus procesos organizativos y acciones para el ejercicio de sus derechos.  

Además, en la actualidad existen 35 Casas de la Mujer Indígena y Afromexicana que son espacios donde las mujeres de las propias comunidades brindan atención y apoyo con pertinencia cultural, lingüística y perspectiva de género, en materia de derechos, prevención de violencia, derechos sexuales y reproductivos; así como atención médica, refugio y asesoría legal a víctimas de violencia. 

Con el objetivo de que las Casas de la Mujer Indígena y Afromexicana puedan operar y servir a sus propósitos en este año, el INPI tiene contemplada una inversión total de  29 millones 78 mil 659 pesos. 

Asimismo, mediante promotoras de derechos de las mujeres el INPI busca incidir a nivel comunitario en los temas de derechos e igualdad de género, con una perspectiva cultural, mediante el desarrollo de acciones de asesoría y capacitación en diferentes temáticas. 

Por otra parte, dentro del Programa de Apoyo a la Educación Indígena (PAEI) del INPI, las reglas de operación de este año señalan que en las Casas y Comedores Comunitarios del Estudiante Indígena y en los Comedores Universitarios, el padrón de beneficiarios se debe integrar de manera paritaria con el 50 por ciento de mujeres y hombres. 

Del mismo modo, en los apoyos complementarios para la Educación Superior, Maestría y Apoyo a Titulación, las Oficinas de Representación vigilan que exista una proporción similar de beneficiarios, para garantizar así la equidad de género.  

Economía de la mujer indígena y afromexicana 

Con el propósito de contribuir al ejercicio de los derechos económicos de las mujeres indígenas y afromexicanas, durante la presente administración se han implementado diversas acciones afirmativas con Proyectos Económicos con Impacto Comunitario, en los cuales se determina que al menos el 51 por ciento de los comités de seguimiento deberán estar integrados por mujeres con derecho a voz y voto en la toma de decisiones. 

En ese sentido, el INPI ya apoyado a 20,896 mujeres para la implementación de proyectos productivos y económicos, así como de turismo de naturaleza y medio ambiente, que les permiten la generación de ingresos y su empoderamiento económico bajo un enfoque de sustentabilidad y perspectiva de género. 

Cabe destacar que del total de personas indígenas apoyadas en materia de fortalecimiento económico durante la presente administración, el 59.58 por ciento son mujeres indígenas y afromexicanas. 

Comunicación con perspectiva de género 

El Sistema de Radiodifusoras Culturales Indígenas del (SRCI) que cuenta con una audiencia diaria superior a los 16 millones de personas, mantiene una programación con enfoque de género y el 43 por ciento de su personal son mujeres indígenas y afromexicanas; mientras que 29 de las 35 lenguas indígenas que se transmiten en las estaciones se difunden a través de las voces de comunicadoras.  

Durante la emergencia sanitaria por el virus SARS-COV 2 (COVID-19) las comunicadoras indígenas y afromexicanas han mantenido su labor de informar oportunamente a sus comunidades sobre diversos temas de salud en su lengua materna. 

El SRCI mantiene programación permanente dedicada a los derechos de las mujeres indígenas y afromexicanas, donde de viva voz expresan sus intereses y comparten sus conocimientos en beneficio de las audiencias. Además, desde el año 2007 se transmite la serie “Mujeres indígenas que hacen radio” (RED MIRA) con temas enfocados a la igualdad de género, el liderazgo, desarrollo profesional, participación política y desarrollo integral de las mujeres, entre otros. 

Reforma Constitucional 

Desde que inició el proceso de diálogo y consulta sobre la Reforma Constitucional y Legal sobre los Derechos a los Pueblos Indígenas y Afromexicano en 2019, el cual permanece abierto, se abordó la temática sobre los derechos de las mujeres indígenas, a fin de incorporar su perspectiva en la iniciativa que en su momento será presentada al Poder Legislativo. 

En los foros regionales realizados en todas las zonas indígenas del país y en el nacional de la Ciudad de México, se determinó que las mujeres indígenas son sujetos de derecho público individual y colectivo, por lo que deben gozar de protección y garantías plenas contra toda forma de discriminación y violencia, como se establece en diversos tratados internacionales suscritos por México. 

Impulsar acciones concretas en favor de la igualdad entre mujeres y hombres, promover mecanismos para que los derechos de la mujer indígenas sean reconocidos y ejercidos, así como generar políticas públicas para su desarrollo integral en los ámbitos social, político, económico, familiar, educativo, comunitario y cultural, se deberá tomar en cuenta en la reforma constitucional.  

Del mismo modo, garantizar la participación política efectiva y en condiciones de igualdad de las mujeres indígenas y afromexicanas en la vida interna de los pueblos y comunidades, así como en las diferentes instancias del Estado mexicano, con especial énfasis en la protección de la salud, el acceso a la educación, el uso y disfrute de sus tierras y recursos naturales, toma de decisiones, procesos de desarrollo y promoción de sus derechos humanos, entre otros. 

Por otra parte, la Ley del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas establece que se deben garantizar, promover, e instrumentar medidas y acciones para el reconocimiento, respeto y ejercicio de los derechos, así como el desarrollo integral de las mujeres indígenas y afromexicanas. 

Es por ello que el INPI participa de manera activa en el Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres establecido en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, y trabaja de manera transversal con las diferentes instancias de gobierno, para la prevención, protección, sanción y erradicación de toda forma de discriminación y violencia contra las mujeres indígenas.