CIUDAD DE MÉXICO, 1 de diciembre de 2019.- Quedó instalada la Sala Constitucional del Poder Judicial de la Ciudad de México (PJCDMX), a cuyos integrantes el presidente del órgano judicial capitalino, magistrado Rafael Guerra Álvarez, les tomó la protesta, según se informó en un comunicado. 

Los magistrados Javier Raúl Ayala Casillas, Adriana Canales Pérez, Eduardo Alfonso Guerrero Martínez, Antonio Muñozcano Eternod, Sara Patricia Orea Ochoa, Jorge Ponce Martínez y Cruz Lilia Romero Ramírez, integrantes de la primera Sala Constitucional que se instala en la Ciudad de México, rindieron la protesta para el cargo, que comienza a fungir este día como órgano de control de constitucionalidad.

En el edificio de Salas Penales del PJCDMX, y con la presencia de la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso, Isabela Rosales Herrera, y del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Juan Luis González Alcántara Carrancá, el magistrado Guerra Álvarez pronunció un discurso en el que explicó que el control constitucional tiene como principal objetivo invalidar todos aquellos actos y normas que sean contrarios a la norma fundamental, a fin de mantener a los poderes políticos dentro de los límites de sus atribuciones.

Esto, abundó, permite un desarrollo armónico que influye directamente en el respeto a los derechos humanos.

Guerra Álvarez puntualizó que a la Sala Constitucional le corresponde resolver controversias constitucionales y acciones de inconstitucionalidad, así como acciones por omisión legislativa y acciones de cumplimiento en contra de titulares de poderes públicos, organismos autónomos y las alcaldías.

Además, detalló el magistrado Guerra, la Sala conocerá de la impugnación de resoluciones definitivas emitidas por jueces de tutela de derechos humanos y en contra del procedimiento de referéndum.

Al referirse a la trayectoria de los integrantes de la Sala Constitucional, quienes fueron designados mediante votación libre y secreta de los integrantes del Pleno de magistrados del PJCDMX, dijo que todos ellos han destacado en su labor jurisdiccional y en las tareas propias de la docencia y de la investigación jurídica.

Son también, agregó, personas de alto sentido ético y que han sido reconocidas en el ámbito nacional e internacional por sus logros y por su conducta ejemplar en su vida personal.

“No me cabe la menor duda que sabrán realizar sus tareas con gran atingencia, conscientes en cada momento que de su actuación depende el ejercicio pleno de los derechos fundamentales en nuestra Ciudad de México”, expresó Guerra Álvarez.

En el acto, el magistrado Ayala Casillas, quien fungirá como presidente de la Sala Constitucional, tomó la protesta a Ignacio Álvarez Ledezma como secretario general de Acuerdos de dicho órgano.

Atestiguaron la toma de protesta consejeros de la Judicatura local, magistrados, jueces, diputados locales y funcionarios del Gobierno de la Ciudad de México.