Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Liberan a madre de niña que lloró en centro de detención en Texas

Redacción/Quadratín México
 
| 12 de julio de 2018 | 7:52
 A-
 A+

CIUDAD DE MÉXICO, 12 de julio de 2018.- Cindy Alinette Madrid-Henriquez fue puesta en libertad este miércoles del centro de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por sus siglas en Inglés) donde se encontraba en Los Fresnos, Texas en los Estados Unidos.

De acuerdo a lo que informa Univisión, ahora espera reencontrarse con su hija Alison Jimena de 6 años, a quien no ve desde hace exactamente un mes, después de que fueron separadas en la frontera como consecuencia de la política de tolerancia cero impuesta por la administración del presidente Donald Trump.

Millones de estadounidenses y otras personas en todo el mundo escucharon la voz de Alison Jimena, una niña hispana que llora y clama por su madre Cindy, de quien fue separada al llegar a la frontera de Estados Unidos, en una grabación captada dentro de un centro de detención. Ha pasado casi un mes de aquel momento y este miércoles la madre de la pequeña ha sido liberada, lo que le permitirá reunirse con su hija.

Alison Jimena Valencia Madrid está entre los más de 2 mil 300 niños extranjeros que fueron separados de sus familiares con los que entraron al país.

La salvadoreña Cindy Alinette Madrid-Henríquez vio por última vez a su hija en un centro de procesamiento en McAllen, Texas. Hasta entonces, la separación más larga entre la madre y la hija había sido de dos noches.

Jimena, de seis años de edad, fue trasladada a un refugio para menores no acompañados en Phoenix, Arizona, a más de mil 200 millas de distancia de su madre.

En la conmovedora grabación difundida por la organización no gubernamental ProPublica, la niña pide a los agentes que llamen a su tía, mientras los gritos de otros niños pequeños separados de sus padres se escuchan en el fondo, video que se viralizó y provocó reacciones de rechazo desde diferentes partes del mundo.

El caso de Alison visibilizó un creciente escándalo público que obligó al presidente Donald Trump a ordenar el cese de las separaciones familiares aunque reiteró que seguiría una política de cero tolerancia.

El 27 de junio, un juez federal de California ordenó a las autoridades de inmigración de Estados Unidos que reunieran a las familias separadas en un plazo de 30 días. Los niños de corta edad, menores de 5 años, deben reunirse dentro de los 14 días de la orden, lo que esta semana resultó ser una meta inalcanzable.

Este martes 11 de julio pasado, la fianza de Madrid-Henríquez se fijó en 2 mil 500 dólares (alrededor de 47 mil pesos mexicanos), su abogado estaba trabajando con defensores de inmigración para poder recaudar el dinero.

Así, finalmente este miércoles por la noche fue puesta en libertad tras una entrevista en la que se consideró creíble su solicitud de asilo.

“Me siento muy feliz. Voy a poder ver a mi hija después de más de… casi un mes”, dijo emocionada la inmigrante salvadoreña.

Más información en Univisión

Comentarios

Notas relacionadas

Principales