Erotismo en las pirámides de Teotihuacán ¿Sexo? yes, please                                                 

[email protected]

Nuestros dioses que se asoman en el cielo de Teotihuacán, se darán vuelo observando a los quizá miles que asistirán al encuentro erótico que se está organizado para un día después de la fecha de San Valentín. El amor romperá todas las barreras, ya que se anuncia un programa que sin dejar de tener un tufillo comercial, se inclina por abrir el cauce a una nueva mentalidad, sacar de los sótanos oscuros los temas sexuales y lanzarlos al aire junto a las pirámides para que los divinos que rondan también las alturas, los maticen. Para ello cuentan con la música prehispánica que llevarán  y que según los organizadores provoca los deseos de la sensualidad. Se programa una rodaba de bicicletas, proyecciones eróticas, charlas sobre sexo, baile, alimentos de contenido erótico, pero sobre todo,  se prioriza la búsqueda de un respeto profundo entre los seres humanos, rechazo al acoso y a todo lo que atenta contra las mujeres y el ser humano en general. Se habla de organizadores aunque no se dan nombres y como colectivo se menciona a EncadenArte, que se encargará de uno de programas con representaciones del lejano Japón ¿Que sucederá en esos días en un  campamento erótico en donde habrá de todo según informan,  habitaciones, restaurantes, vendimia, campo para instalar tiendas, y sobre todo el deseo que se hermana con la bendición de dioses que no le hacían el feo al cántico del amor?

SE ABRE LA DISCUSIÓN  SEXUAL CON  UN TOQUE FESTIVO Y ABIERTO

Si el evento se realiza como se anuncia, abrirá espacios muy necesarios en la vida de los mexicano; imbuidos muchos en  conceptos conservadores que se expresan en el trato a las mujeres, a la agresión  y a los terribles feminicidios. Otro grave problema -y que ojalá se trate-,  es el embarazo de  niñas y adolescentes, que el año 2018 llegó a 390 mil de mujeres de menos de veinte años. En el evento se anuncian  talleres de autoexploración, expresiones sensoriales,  de educación  sexual y desde luego se espera  una carga de condones para los participantes,  bebidas ancestrales, pulques  y filmes de contenido erótico. Un  tema que abarca el aspecto cultura, es la poesía y sus traducciones al náhuatl.

¿SEXO? YES, PLEASE, LA NOVELA DESINHIBIDA DE ERNESTO GARCÍA  NÚÑEZ

No  se espera que  ante la pregunta, ¿Sexo?, un hablante inglés afirme: yes, please, en el campamento que se anuncia en  Teotihuacán para el 15 de febrero. Es  el nombre de la la novela escrita por Ernesto García Núñez (Editorial Ligikhala 2014) que rompió muchos diques cuando fue publicada en Hermosillo, Sonora. Es una novela a partir de dos diarios de dos hermanos adolescentes que en el secreto de su escritura, van volcando todo lo que ocultan en un andar y vivir  de jovenzuelos de clase proletaria,  que comparten sus vidas con muchachos de vida similar, algunos cercanos al bullying y al prejuicio. El embarazo de la joven de 14 años, a quien su hermano llama Cleopatra por su insistencia en una pose famosa en la egipcia, la convierte en el rumor y chisme de compañeros escolares de ambos sexos, en “una desprestigiada” tildada por los prejuicios  y García Núñez, un  escritor radicado en Sonora abierto a una concepción progresista, aprovecha para recalcar que  la Ciudad de México es uno de los pocos lugares en  el que se aplica el aborto. Lo del hermano, el joven Gustavo, Tavito para sus cercanos cosa que le indigna, es de tomarse en cuenta, no en balde está publicado con  mucha relevancia.  La suya es una permanente insistencia de promover el crecimiento, a solas, de su pirrín, porque de otra manera -si no crece-, preferiría verse muerto. La  obra es ligera, alegre, causa sonrisas de simpatías  lo que escribe el jovencito, la medición diaria de su pirrín  y los tratamientos que le impone, para estimular su crecimiento. Su ignorancia al respecto casi lo lleva a la mutilación. García Núnez también aprovecha para dar un vistazo a la familia proletaria y la función delantera que ocupan  en  ella, las mujeres. El escritor, poeta y dramaturgo,  es uno de los más firmes exponentes que  tiene Sonora. Ha ganado dos concursos nacionales de poesía, dos estatales y uno nacional de dramaturgia y un  concurso  estatal de novela. Ha publicado varias novelas y representado siete de sus obras de teatro.