Al grito de ¡Justicia ABC! ¡No debió pasar! ¡ABC Nunca más! y el pase de lista de los 49 niños que murieron en el incendio de la Guardería ABC, en Hermosillo, Sonora, padres y madres de los niños llegaron hasta el antimonumento colocado frente a las oficinas generales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la Ciudad de México. En el emblemático Paseo de la Reforma, colocaron 25 pares de zapatitos en bronce copia fiel de los que usaban los pequeños el día de su muerte, para conmemorar 10 años de la tragedia del 5 de junio de 2009 y exigir que este lamentable suceso no se olvide ni se vuelva a repetir. Los padres colocaron un enorme moño negro en la entrada a las oficinas del IMSS, así como una manta que decía: “Aquí se esconden los encubridores. Justicia ABC”, y en un pequeño, pero significativo acto, destacaron que el antimonumento y los 25 primeros pares de zapatitos, pues se harán los 49, se puso no solo para recordar a los niños fallecidos, sino para que las autoridades y los gobiernos no olviden la deuda que tienen con estos y todos las niñas y niños del país.