CIUDAD DE MÉXICO, 11 de enero de 2019.- Quieren más gasolina, llenar sus tanques y poner hacer sus actividades como antes de que el gobierno federal pusiera en marcha su plan contra el robo de combustible.

Así, cientos de automovilistas hacen largas filas, esperan y duermen en las estaciones de servicio para abastecerse, aunque sea un poco, del combustible.

Para muchos ha sido una semana larga, de incertidumbre, de enojo, pero sobre todo de paciencia y de aguardar por un turno en la ‘gas’.

Y desde Palacio Nacional, el presidente de México lanzó un mensaje ante esta polémica estratégica: “a ver quien se cansa primero”.