CIUDAD DE MÉXICO, 25 de noviembre de 2021.- En representación de las mujeres y exigiendo la erradicación de la violencia de género, Aracely Osorio, madre de Lesvy Berlín (asesinada en Ciudad Universitaria), externó que “es necesario que se escuche nuestra voz”.

Luego de partir del Monumento a la Revolución y Ángel de la Independencia, la mayoría pacíficamente, la marcha por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se detuvo en la Glorieta de las Mujeres que Luchan, ex Glorieta de Colón, donde colocaron un tendedero de denuncias.

Cerca de las 15:30 horas, mujeres iniciaron su marcha en el Monumento a la Revolución, luego se unieron a otro contingente en el Ángel de la Independencia y se dirigen al Zócalo.

A su paso, algunas embozadas han confrontado a mujeres policía del Grupo Atenea, con martillos en mano y polvos de colores; además, han vandalizado puestos, paradas del Metrobús, señalizaciones, el edificio de Banca Firme y algunas estructuras históricas.

Mientras avanzan, son escoltadas por dos mil 500 mujeres policía, según lo anunciado por la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC); además, participan diez ambulancias del Escuadrón de Rescate y Urgencia Médicas (ERUM), diez motocicletas, dos células de rescate y 24 observadores de derechos humanos.

Horas antes, el secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Martí Batres, informó que aunque las convocantes a la marcha se manifestarán de forma pacífica, persisten grupos “peligrosos” que portan objetos peligrosos como martillos, mazos y tubos y buscan interferir con el desarrollo de la movilización.