CIUDAD DE MÉXICO, 25 de noviembre de 2021.- Cerca de las 18 horas y al grito de Ni una más, la punta de la marcha por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer llegó al Zócalo de la CDMX y se colocó frente a Palacio Nacional.

Luego de partir del Monumento a la Revolución y Ángel de la Independencia, la mayoría pacíficamente, la manifestación se detuvo en la Glorieta de las Mujeres que Luchan, ex Glorieta de Colón, donde colocaron un tendedero de denuncias.

Desde ahí, en representación de las mujeres y exigiendo la erradicación de la violencia de género, Aracely Osorio, madre de Lesvy Berlín (asesinada en Ciudad Universitaria), externó que “es necesario que se escuche nuestra voz”.

Cerca de las 15:30 horas, mujeres iniciaron su marcha en el Monumento a la Revolución, luego se unieron a otro contingente en el Ángel de la Independencia y con rumbo al Zócalo.

A su paso, algunas embozadas confrontaron a mujeres policía del Grupo Atenea, con martillos en mano y polvos de colores; además, vandalizaron puestos, paradas del Metrobús, señalizaciones, el edificio de Banca Firme y algunas estructuras históricas.