CIUDAD DE MÉXICO, 5 de febrero de 2020.- En un contexto del Plan Estratégico de Transición, los casos pendientes de resolución de la Fiscalía General de la República (FGR) son: 13 Actas Circunstanciadas en Trámite, 13 mil 433 Averiguaciones Previas en Trámite, 117 mil 794 Averiguaciones Previas en Reserva y 42 mil 80 carpetas de Investigación en Trámite.

Con corte al 31 de diciembre de 2019, cuenta con un histórico rezago en la resolución de asuntos, incluidas 85 mil 881 carpetas de Investigación en Archivo Temporal; 19 mil 695 carpetas de investigación Judicializadas sin Concluir y dos mil 25 Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias en Trámite.

El oficio sobre el Plan Estratégico de Transición de la Fiscalía General de la República remitido al Senado de la República registra además una disminución de carpetas iniciadas entre 2018 y 2019. Hace dos años se iniciaron 112 mil 635 contra 98 mil 285 del pasado, lo que representa 12.7 por ciento menos.

En la determinación de carpetas, en 2018 se registraron 65 mil 623, mientras que el año pasado 69 mil 504, un aumento de 5.9 por ciento; asimismo en carpetas judicializadas con detenidos incrementó un 17.4 por ciento en la eficiencia, es decir, seis mil 120 contra siete mil 187, respectivamente.

En el caso de carpetas vinculadas a proceso, aumentó 14 por ciento en un comparativo entre 10 mil 436 en 2018 y 11 mil 897 del año pasado; en sentencias condenatorias, destaca el incremento de 36.7 por ciento, es decir, cuatro mil 798 y seis mil 561, respectivamente. De imputados vinculados, también aumentó 14.2 por ciento, 14 mil 859 y 16 mil 973, respectivamente.  

De acuerdo al inventario de la extinta Procuraduría General de la República (PGR) el Plan Estratégico de Transición de la FGR establece los objetivos e iniciativas estratégicas que permitirán, entre otros asuntos, clausurar la otrora institución con base en principios de orden y certeza jurídica.

Dicha clausura implica, en un primer momento, la realización de inventarios, tanto de los recursos humanos, materiales y financieros, así como de los casos pendientes de resolución que permanecen en la Procuraduría y así diseñar las estrategias de liquidación respecto de aquellos casos y recursos en que sea tanto procedentes como convenientes.