CIUDAD DE MÉXICO, 7 de febrero de 2019.- Andrés Manuel López Obrador presidente de México, destacó que aunque se hagan manifestaciones de rechazo, los apoyos de la Secretaría de Bienestar ya no tendrán intermediarios y estos serán entregados directo a los beneficiarios para hacer rendir el presupuesto.

En su conferencia matutina de este jueves, López Obrador indicó que durante las pasadas administraciones prevalecía la corrupción a la hora de entregar los apoyos a las personas por medio de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), “ya que este llegaba con moche o incluso no se proporcionaba a los beneficiarios”.

Ante esto el Presidente de México recordó que en su administración los intermediarios y organizaciones que triangulen los recursos, ya no serán tomadas en cuenta aunque se manifiesten, hagan plantones y tomen oficinas, puesto que los apoyos como la pensión a los adultos mayores, estancias infantiles, al campo, entre otros, serán entregados de manera directa.

“Van directo, se acaba la intermediación, vamos a hacer rendir el presupuesto en más del 30 por ciento porque en los censos que estamos haciendo estamos encontrando que no se entregaban los fondos completos, tenemos pruebas, de que había corrupción en la entrega de los apoyos a la gente”, apuntó.

El primer mandatario agregó que con esto también se dará fin a la práctica de “los moches”, de los cuales incluso legisladores se aprovechaban y recibían recursos que eran destinados para la población y obras públicas, además de asegurar que está práctica inicio en el Estado de México hace más de tres décadas y posteriormente se trasladó al Congreso.

En cuanto a los programas sociales, el Jefe del Ejecutivo detalló que con las pensiones de adultos mayores llevan un 84 por ciento de avance, por lo que espera que al finalizar el mes de febrero todos los registrados al programa cuenten con su apoyo depositado en sus tarjetas bancarias.

Comentó que pese a que el beneficio es universal sin importar que ya cuenten con una pensión, han recibido mensajes de personas de la tercera edad que rechazaron el apoyo debido a que cuentan con una buena estabilidad económica.

En el caso de las estancias infantiles, tema que ha causado revuelo en los últimos días, López Obrador declaró que los papás de los niños recibirán mil 600 pesos bimestrales, de los cuales ellos decidirán si darles ese apoyo a los trabajadores de las estancias o a algún familiar que realice la labor de cuidar al menor.

Aclaró que el apoyo no se brindará más a las estancias, ya que existen diversas irregularidades, como la no coincidencia de los niños registrados con lo que realmente están acudiendo.

Por último, en lo que concierne al campo de México, reiteró una vez más que no dejarán que las diversas organizaciones entreguen los recursos, debido a la inmensa corrupción que se manejan en estos casos que se financian con el apoyo federal y al campesino o ejidatario se le olvida y aparta de este beneficio.