CIUDAD DE MÉXICO, 24 de octubre de 2020.- Con un final dramático, de película y en el que falló Dodgers, Tampa Bay Rays empató la Serie Mundial (2-2), en juego donde el mexicano Julio Urías consiguió el récord de un pitcher mexicano con más ponches en duelo de Serie Mundial: nueve.

En la primera entrada, de la serie que esta 3-1, Justin Turner ya tenía las manos calientes y con dos outs, conectó toletazo poderoso por el jardín central que superó la cerca; sí, fue cuadrangular para abrir el juego.

Ya con Tampa Bay al bate y necesidad de anotar, Julio Urías pisó la lomita y aunque recibió un hit de Randy Arozarena, logró salir de la primera entrada sin recibir carrera.

En la segunda entrada alta, Julito ponchó a Manuel Margot, Brandon Lowe lo conectó por el jardín derecho, pero sin mayor peligro fue out y con elevado por el central de Adames, finalizó el capítulo.

En la segunda baja, de la misma manera que obtuvo su primera anotación, con jonrón​​​, Dodgers sumó el 2-0, gracias a sabroso batazo de Corey Seager que atravesó todo el campo del Globe Life Field.

En la tercera, el mexicano ponchó a dos y volvió a colgar el cero, pero en la cuarta, recibió su primera carrera en contra, tras el jonrón​​​ de Randy Arozarena, para el 2-1.

Luego de un imparable de Max Mucy, Corey Seager, de pecho, entró a home para la tercera carrera de Los Angeles, aunque el bateador fue sacado en la segunda base, pero el 3-1 ya había contado, en la quinta alta.

Julio sufrió nuevamente con un palo de vuelta entera, en la quinta baja, pues Hunter Renfroe, sin corredores en las almohadillas, le pegó poderoso a doña blanca para el 3-2; además, luego de dos ponches (nueve totales), el mexicano, molesto, fue relevado por Blake Treinen.

En la sexta alta, llegó el 4-2, cuando Enrique Hernández conectó imparable profundo que impulsó a Corey Seager a la registradora, lo cual significó, también, su segundo hit del partido.

Con un out, en la sexta baja, Tampa Bay dio la vuelta al marcador, cuando Brandon Lowe pegó cuadrangular y por delante se llevó a Austin Meadows y Manuel Margor, para el 5-4.

De inmediato, en la siguiente entrada y cuando parecía que estaba contra la pared, Cody Bellinger sacó raya profunda de hit, para que anotaran Justin Turner y Corey Seager, pero Rays respondió, también de inmediato, con jonrón solitario de Kevin Kiermaier, para el 6-6.

Luego de doblete de Chris Taylor, fue impulsado a home por un hit de Corey Seager, para el 7-6, cuando el juego entraba en su desenlace y Los Angeles estaba a seis outs de la victoria.

Los cuales no consiguió, pues cuando le faltaba uno, Brett Phillips conectó de hit, falló un jardinero, entró a home Kiermaier y luego de caerse y que la defensiva de Dodgers no lo tocara con la pelota, Arozarena tocó el plato con ambas manos, barriéndose de frente, para el 8-7 final a favor de Tampa.