CIUDAD DE MÉXICO, 2 de octubre de 2017.- A consecuencia de los sismos que sufrió el país durante el mes de septiembre, la senadora del PAN María Gómez del Campo Gurza impulsa un exhorto a los titulares de los gobiernos de la Ciudad de México, Morelos y Puebla para que destinen los recursos del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) de manera transparente, oportuna, responsable y eficaz.

Ante el colapso de varias viviendas en la capital, y tres estados más, resulta importante garantizar que los damnificados puedan recuperar su patrimonio con los fondos que se están abriendo para ese fin, pero sobre todo, la legisladora busca tener la certeza de que se realice de manera oportuna y transparente.

A través de un punto de acuerdo turnado a la Comisión de Protección Civil, se exhorta además a la Secretaría de la Función Pública (SFP) para que a través de la Unidad de Operación Regional y Contraloría Social, realice la inspección, fiscalización y vigilancia de los recursos del Fonden que se destinen a las los gobiernos de la Ciudad de México, Morelos y Puebla.

Incluyendo también la revisión programática-presupuestaria y la inspección física de las obras y acciones apoyadas con recursos federales, buscando que se garantice la transparencia y oportunidad en el ejercicio de dichos recursos en tiempo real para prevenir cualquier acto de desvío o de corrupción.

A la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se solicita de manera oportuna y atendiendo al principio de máxima publicidad, dé a conocer los programas enfocados a la atención en la reconstrucción en los distintos tipos de infraestructuras que fueron dañadas a raíz del sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre, con la finalidad de que los damnificados puedan conocerlos y acceder a ellos.

La misma dependencia federal deberá facilitar la conducción y canalización de manera eficaz y transparente de los recursos, donativos y aportaciones que hayan realizado organizaciones de la sociedad civil, empresas, personas y demás que provengan del interior o exterior del país, que estén destinados a apoyar las medidas de reconstrucción a raíz del sismo ocurrido el pasado 19 de septiembre.

Hacienda delimitó algunas acciones para ayudar a las personas que resultaron afectadas. El procedimiento consta de dos pasos: la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) deberá realizar un diagnóstico y censo de los inmuebles afectados.

La Banca de Desarrollo (conformada por Hacienda, Bansefi y Banobras, entre otras) creará un mecanismo para iniciar con la construcción de viviendas con pérdida total.

En primera instancia, se implementó para los afectados por el sismo del 7 de septiembre, principalmente los estados de Chiapas y Oaxaca. Se pretende llevar la misma mecánica para los afectados por el sismo del 19 de septiembre.