CIUDAD DE MÉXICO, 2 de octubre de 2017.- Derivado de los sismos que afectaron al país los pasados 7 y 19 de septiembre, el PRD anunció una serie de acciones de austeridad al interior del partido para apoyar a los damnificados, sin embargo, el cinturón se lo “apretará” a sus trabajadores ya que reducirán su plantilla de personal por honorarios, en un 60 por ciento.

Así lo dio a conocer su presidenta nacional al mediodía de este lunes, Alejandra Barrales Magadaleno, que completamente sola en una conferencia de prensa, anunció tres medidas más que complementan el plan que, dijo, presentará esta tarde ante el Comité Ejecutivo Nacional.

Estas medidas son dejar el inmueble que utilizaba la sede nacional en Benjamín Franklin, por lo que se mudarán a la calle Monterrey 50, en la sede del PRD local; la donación de un mes de salario de sus directivos y funcionarios; y la eliminación de gastos de telefonía, viáticos entre otros.

Con estas medidas emergentes el PRD piensa recaudar en una primera etapa cerca de 25 millones de pesos que se irán a un fondo que creará para atender, según detalló, de amanera inmediata y directa a los damnificados.

Barrales señaló que estas acciones las acata el PRD en tanto se resuelve lo relativo a la iniciativa que presentaron ante la Cámara de Diputados, como Frente Ciudadano por México.

“En tanto esta iniciativa va tendiendo su propio procesamiento, al interior del PRD vemos importante poder contribuir de inmediato también a la conformación de un fondo que nos permita poder ayudar a las familias que se han visto afectadas por estos acontecimientos.

Presentaremos hoy al interior de nuestro Comité Ejecutivo un plan de austeridad, de ahorro que nos permita en días tener un fondo para el apoyo del mayor número de familias damnificadas”, sostuvo.

Sobre la disminución de más del 60 por ciento del personal de honorarios, Barrales Magdaleno aseguró que esta “disminución”, que mejor dicho sería, despido, se realizará “con absoluto respeto a los derechos laborales de nuestros compañeros, y los sindicalizados tendrán la certeza de que serán atendidos y respetados sus derechos”, enfatizó.