CIUDAD DE MÉXICO, 21 de julio de 2019. — México tiene un plazo de 45 días, que está por cumplirse, para tratar de bajar las oleadas de migrantes ilegales que pretenden llegar a la frontera con Estados Unidos.

En este marco, el secretario de Estado del país vecino del norte, Mike Pompeo, se reunirá este domingo con Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), donde se prevé que aborden el tema migratorio y aspectos de la agenda bilateral.

El lunes 10 de junio pasado en Palacio Nacional, Ebrard explicó que el acuerdo que se logró con Estados Unidos para que no se aplicaran aranceles a productos mexicanos era bajo la condición de incidir considerablemente en la reducción del flujo de migrantes, principalmente centroamericanos, que llegan al sur del país buscando cumplir el sueño americano.

Aún cuando el encuentro de este domingo es privado en la Cancillería ubicada en el Centro Histórico de la Ciudad de México, se contempla que al término se den a conocer los detalles en un comunicado oficial.

Pompeo llegó a México desde este sábado, y fue recibido por la subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE, Martha Delgado.

Ante los 45 días para demostrar que se puede disminuir el flujo migratorio ilegal con el programa de desarrollo integral y los 90 días para una primera revisión con Estados Unidos, cabe recordar que el martes 11 de junio, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que se formó a contra reloj una Comisión especial para tratar de frenar las caravanas migrantes encabezada por Marcelo Ebrard.

Más información en Arman comisión contra reloj para frenar olas migrantes