CIUDAD DE MÉXICO, 7 de noviembre de 2019.-  En busca de una ruta que desentrampe los desacuerdos en torno a la llamada Ley Nieto que mantiene a la Cámara de Diputados en un prolongado receso desde el pasado jueves y hasta el próximo martes, la definición quedará en manos del Pleno camaral.

Así lo informó en conferencia de prensa la presidenta de la Mesa Directiva en San Lázaro, Laura Rojas, quien explicó que, todo se originó por una diferencia de interpretación entre los grupos parlamentarios sobre el procedimiento que se sigue a una modificación aceptada al dictamen sobre instituciones de crédito en materia de bloqueo de cuentas bancarias.

Detalló que la Junta de Coordinación Política y la Mesa Directiva se reunieron para definir lo que procedía, y por acuerdo de la Jucopo se determinó que el Pleno camaral tendrá que votar entre aceptar que esta propuesta, que ya está avalada, sea integrada al dictamen o bien se rechace hacerlo.

Si se acepta, el dictamen modificado tendrá que regresar al Senado para su revisión; si se rechaza, existen dos opciones, que el dictamen se vote en sus términos como estaba originalmente o bien, que al rechazar la modificación como ya había sido incluida en el dictamen, esta parte desaparece por completo sin quedar ni siquiera el texto original, y aquí también tendría que regresar a la Cámara Alta.

"La Mesa Directiva tiene la obligación de generar las condiciones para el adecuado desarrollo de la sesión, por lo que convocamos a una reunión de coordinadores para explorar una ruta; hoy la Jucopo nos envió una propuesta que está sujeta a validación del Pleno el próximo martes para que a través de esa ruta ya podamos concluir la votación.

"(El acuerdo) consiste en que, dado que hay una diferencia de interpretaciones y no hay acuerdo, sea el propio Pleno el que determine cuál es la interpretación válida, la que va a suceder en función de una votación u otra; eso lo va a determinar el Pleno el próximo martes y en función de lo que determine vamos a proceder”, explicó.

La reserva de la discordia en el mundo San Lázaro, fue presentada por la diputada de Morena, Lidia García, sin el apoyo de su bancada, con la cual se le quita a la Unidad de Inteligencia Financiera (IUF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la facultad de aplicar extinción de dominio sobre bienes y cuentas congeladas por existir presunción de financiamiento a actividades ilegales.

Sin embargo, la duda persiste, pues según al acuerdo que presentarán ante el Pleno camaral el próximo martes, antes de votar el dictamen, la reserva se someterá nuevamente a votación para ver si es o no aceptada, sin embargo, este procedimiento ya sucedió y fue precisamente lo que detonó la crisis legislativa que mantiene parados los trabajos.

La legisladora fue cuestionada sobre la legalidad de este procedimiento de votar lo que ya se había aprobado, y sin dar una respuesta concreta y clara, solo señaló que existen posiciones diferentes que han detonado el debate, razón por la cual la Jucopo determinó proponer que sea el propio Pleno el que determine “cuál es la consecuencia de una votación así”.

“Yo como presidenta, lo único que puedo decir es: justamente hay posiciones diferenciadas, y lo que me corresponde a mí es generar una ruta procedimental para que podamos desahogar el tema.

"(…) Ante esta diferencia de opiniones, la Jucopo ha propuesto a la Mesa que sometemos a consideración del Pleno lo que procedería”, afirmó.

Dejó en claro que todas las decisiones que toma el Pleno camaral, deben ser siempre apegadas a derecho en todo sentido, por lo que, ante los cuestionamientos sobre las posturas de algunos diputados que han advertido que recurrirán a otras vías al considerar que no se está actuando con legalidad y señaló que están en su derecho de recurrir a las vías que existen para ello.

De esta forma, todo queda en suspenso hasta el próximo martes en que se reanude la accidentada sesión que inició el pasado jueves.