CIUDAD DE MÉXICO, 23 de mayo de 2020.- El dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila Romero, reiteró su oposición a la construcción de la Refinería Dos Bocas y se pronunció por las energías limpias y renovables, "necesitamos explotar el potencial de México en radiación solar y viento, una verdadera transformación demanda esas estrategias".

En un comunicado, el dirigente nacional señaló que es tiempo de pensar que el petróleo, combustóleo y carbón son fuentes altamente contaminantes.

Cuestionó la insistencia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de continuar con la construcción de la Refinería Dos Bocas y de asegurar falsamente que su edificación garantizará la “soberanía energética”.

Añadió que es totalmente falso su argumento de soberanía energética, el crudo mexicano es muy pesado para refinarlo, “por lo que se tendrá que importar crudo ligero. Hay que enfatizar que los costos de operación de una refinería son mucho más altos que los de cientos de aerogeneradores".

Mostró su descontento porque el Gobierno federal busque cancelar los contratos de energías limpias por defender supuestamente el interés general de la nación.

Ávila Romero consideró que se debe de respetar el derecho humano a un medio ambiente adecuado para el desarrollo y el bienestar, así como también, dijo, que si le exigen mayor cobro a la IP por generar energía limpia los costos se trasladarán al consumidor.

Agregó que, "en México no podemos pensar en un futuro energético ni garantizar la seguridad en ese ramo si las decisiones recaen en el actual Director General de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett y la secretaria de Energía (Sener), Rocío Nahle".

Por ello, expresó que el evidente despilfarro de la llamada 4T continuará por su necedad en construir refinerías, las cuales impactarán el destino de miles de millones de dólares de recursos públicos del pueblo mexicano.

Y recordó que el titular de la CFE ha tratado de convencer que el nuevo acuerdo eléctrico es para defender a la  industria eléctrica, sin embargo, el dirigente nacional desmintió  que la industria eléctrica nacional de empresas extranjeras paguen  menos y ganen más, ya que  la generación por energía solar fue 80 por ciento  más barata que la generada por la propia Comisón.