CIUDAD DE MÉXICO., 7 de febrero de 2020.- El gobierno morenista ha deteriorado, en apenas poco más de un año, la economía familiar al no generar empleos bien remunerados, ni promover las condiciones en la economía que les permita a las empresas ofrecer más empleos y como consecuencia, provocar un alza de precios en alimentos que los mexicanos ya están resintiendo. 

En un comunicado de prensa presidente del PAN, Marko Cortés Mendoza, tras señaló que Acción Nacional se encuentra muy preocupado ante la situación que atraviesan las familias mexicanas, por lo que comenzará una serie de acciones que reactiven la economía desde la Cámara de Diputados para hacer frente a las políticas regresivas del gobierno morenista. 

“La triste realidad mexicana es que cada vez más desaparecen los empleos bien remunerados, lo cual no le permite a ningún padre o madre de familia cubrir con los principales gastos de un hogar, y mucho menos cuando el precio de los alimentos se ha encarecido a raíz de la inflación, todo esto mientras el Presidente busca distractores como la venta del avión”, señaló. 

Otro dato alarmante e irrefutable, aunque le pese reconocerlo al Presidente, es que del total de personas que consiguieron una ocupación laboral en 2019, el 66 por ciento se emplean en trabajos donde ganan en promedio dos salarios mínimos, de acuerdo con datos del INEGI y el Coneval.

Es decir que con un ingreso mínimo mensual de 3,336 pesos una familia de 3.6 integrantes, con gastos de 9,198 pesos para atender sus necesidades básicas, no le alcanza y tiene un déficit de 5,883 pesos. Con dos salarios mínimos, el faltante es de 2,567 pesos. 

Marko Cortés planteó que seguimos viendo precariedad en el salario, aunado al nulo crecimiento y las políticas de austeridad del gobierno, que lo único que está provocando es que los trabajadores no puedan cubrir sus gastos, pese al incremento del salario mínimo de 19 por ciento en 2019. 

En el caso de la inflación, el dirigente Nacional alertó que 24 de los 38 productos de la canasta básica aumentaron su precio por encima de la inflación, como es el caso del kilo de tortilla que en 2018 fue de 15 pesos y en 2019 subió a 16.4, es decir un incremento promedio del 9.2 por ciento si se le resta el 3.6 por ciento de inflación promedio de 2019, el incremento real es de 5.6 por ciento

El pollo, por ejemplo, aumentó de 76 pesos en 2018 a 85.8 pesos en 2019; el kilo de pescado de 70.3 a 74.7 pesos, y los cereales de 63.4 a 70.2 pesos, entre otros. 

La suma de los precios promedio en 2018 de los 38 artículos que componen la canasta básica pasaron de $1,580.8 a $1,692 en 2019, es decir un incremento del 7.1 por ciento si se le resta el 3.6 por ciento de inflación promedio de 2019, el incremento real es de 3.46, casi el doble a la tasa de inflación, expone un análisis realizado por la Fundación Rafael Preciado Hernández. 

De ahí el Presidente del PAN puntualizó que se requiere crear condiciones favorables para que México vuelva a retomar el ritmo de crecimiento y de prosperidad para todos los mexicanos. “Nuestra férrea defensa de la economía también busca evitar la extinción de la clase media”.

Por eso Acción Nacional propone:

• Eliminar el IEPS a las gasolinas, para que baje el precio de los combustibles

• Reducir gradualmente el ISR a empresas y personas físicas

• Incentivar a las empresas bajo el esquema de deducciones a la inversión en activos fijos

• Crear esquemas de incentivos de deducibilidad a las prestaciones sociales

• Reducir contratación de deuda

• Eliminar el subejercicio en medicinas y equipo médico