CIUDAD DE MÉXICO, 10 de agosto de 2020.- La bancada del PRI en la Cámara de Diputados pidió a la Secretaría de Salud federal (Ssa) que proporcione la información relacionada al programa de financiación que se utilizará para acceder a la vacuna contra el Covid 19 cuando ésta se encuentre disponible.

Mediante un comunicado publicado este lunes, señalaron que es importante que también se conozca cómo será su distribución en el país, esto, dijeron, para dar tranquilidad a la población y garantizar una distribución equitativa, una vez que la vacuna esté desarrollada y se comercialice.

En ese sentido, las diputadas federales, Dulce María Sauri Riancho y Frinné Azuara, solicitaron que la Comisión Permanente pida un informe a la Secretaría de Salud donde explique, a cuánto asciende el presupuesto asignado para la compra de vacunas, dónde se van a adquirir y qué criterios se van a considerar para la asignación y distribución.

“El reporte se circunscribe a informar puntualmente respecto al importe del recurso económico disponible para comprar vacunas contra el Covid 19; si la cifra es suficiente para cubrir los requerimientos de la población objetivo; cuántas dosis se comprarán para su aplicación; cómo se van a distribuir físicamente a las Entidades Federativas, qué criterios se tomarán para determinar las cantidades de asignación y cuál es la estrategia operativa para su aplicación oportuna y eficaz, en función de los tiempos de cobertura”, señala el documento.

Las legisladoras reiteraron los señalamientos sobre la falta de atención del Gobierno federal a la pandemia, pues refirieron que las cifras de más 400 mil contagios y más de 52 mil personas que han perdido la vida por coronavirus, sin la muestra de que la autoridad minimizó la crisis sanitaria desatada a nivel mundial por el Covid 19.

Insistieron en que no se tomaron las medidas oportunas ante esta pandemia, ni se atendió la situación de insuficiencia en la infraestructura médica, a pesar, dijeron, de haber tenido casi tres meses para prepararse, desde que apareció el virus en diciembre de 2019 y México registró los primeros casos a finales de febrero de 2020.

Recordaron que en marzo pasado, el subsecretario de Prevención y Promoción a la Salud, Hugo López-Gatell declaró que estrategia de respuesta de salud pública de México no estaba enfocada a detener la entrada del virus, sino a mitigar y reducir el impacto de una enfermedad y hacer más lenta la propagación.

Sin embargo, señalaron las legisladoras, esto no sucedió y jamás hubo un control de la propagación del virus, “ni siquiera el manejo de cifras en los informes estadísticos del coronavirus coinciden con la realidad”, puntualizaron.