CIUDAD DE MÉXICO, 8 de enero de 2020.- Un nuevo ataque en la Zona Verde de Bagdad, en Irak, donde se encuentra la embajada de Estados Unidos, reportan este miércoles.

Ello sería el tercer ataque desde que un dron estadounidense mató al general iraní Qasem Soleimani y se suma al de este martes, que afectó a dos bases aéreas de EU en Irak.

En el lugar suena la alarma por la detonación de al menos dos misiles cerca de la Embajada estadounidense y que no habrían dejado víctimas.

La tensión entre Estados Unidos e Irán pareciera tener un paréntesis, sin embargo el presidente Donald Trump asegura que se debe insistir en revertir el terrorismo en Medio Oriente, por lo que presionará desde el ámbito económico con sanciones.

Tras los ataques de este martes a bases militares estadounidenses en Irak, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, aseguró que su país concluyó con estas medidas de defensa propia, proporcionales por el asesinato del alto general Qasem Soleimani el pasado 3 de enero.

Y este miércoles, en un mensaje a la Nación desde La Casa Blanca, Trump puntualizó que solamente quedaron daños materiales tras el ataque de Irán.