CIUDAD DE MÉXICO, 22 de febrero de 2018.- Evidencias presentadas por la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México durante la audiencia de un hombre acusado por el delito de robo agravado, permitieron a un Juez de Control calificar como legal la detención, vincularlo a proceso e imponerle como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa en el Reclusorio Preventivo Oriente.

De acuerdo a un comunicado, antecedentes de los hechos señalan que las víctimas viajaban a bordo de una camioneta Ford, tipo Edge, por la avenida Andrés Molina Enríquez, colonia Militar Marte, delegación Iztacalco, cuando fueron interceptadas por un vehículo y una motocicleta donde viajaban cuatro y dos hombres, respectivamente, quienes con armas de fuego las despojaron de dinero y una caja de cosméticos.

Policías de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México se percataron de los hechos y se acercaron para auxiliar a los ofendidos, pero fueron agredidos a balazos por los probables participantes, quienes abordaron las unidades para huir.

Los uniformados pidieron apoyo para seguir a los implicados, logrando capturar a uno de ellos de 36 años, quien al momento de la detención portaba una pistola tipo escuadra, calibre 40.

El inculpado fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Coordinación Territorial Iztacalco Tres, quien inició una carpeta de investigación por el delito de robo agravado calificado en pandilla; posteriormente ejerció acción penal contra el indiciado.

El representante social envío un desglose de la indagatoria a su homólogo de la Procuraduría General de la República, por el tipo de pistola y los cartuchos asegurados.

De encontrarse penalmente responsable de los hechos, el indiciado podría alcanzar una pena que va de los 12 a los 33 años de prisión, según lo establecido en el Código Penal capitalino.

Esta información se emite en términos del Artículo 11 de la Ley de Protección de Datos Personales para la Ciudad de México.

La persona mencionada en este comunicado tiene el carácter de imputada y se presume su inocencia hasta que, en su caso, la autoridad jurisdiccional resuelva lo contrario.