CIUDAD DE MÉXICO, 12 de enero de 2019.- A pesar de que el abastecimiento de combustible avanza en la Ciudad de México, en las gasolineras aún hay que esperar para poder cargar los tanques.

Es así como decenas de vehículos, hacen largas filas para comprar el combustible, cuya escasez esta semana generó psicosis colectiva.

En las estaciones de servicio de la capital del país, los automovilistas aguardan su turno con calma y en una sola fila, mientras algunos ciudadanos llegan a pie con bidones para almacenar el líquido.

El taxista Juan Escamilla, quien se formó durante 8 horas para obtener el combustible, señaló que al igual que otros conductores, también se formó por horas.