CIUDAD DE MÉXICO, 21 de julio de 2019.-  Como resultado del fortalecimiento de las acciones de seguridad que impulsa el Gobernador Mauricio Vila Dosal en conjunto con la sociedad, los ciudadanos en Yucatán continúan considerando que viven en un lugar seguro, lo que se refleja en un descenso en el índice de percepción de inseguridad y la calificación positiva que le otorgaron al desempeño de las autoridades de Seguridad Pública, señala la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con el reporte, la percepción de inseguridad entre los habitantes de Mérida disminuyó 8 puntos al pasar de 38.5 a 30.2 puntos, una reducción de más del 20 por ciento de marzo a junio de este año. Esta apreciación expresada por los propios ciudadanos a través de dicho indicador, contrasta significativamente con la media nacional en materia de percepción de inseguridad, ya que, si bien el índice para todo el país se redujo cerca de un punto porcentual, se mantiene por encima de los 70 puntos, pasando del 74.6 al 73.9 en ese mismo lapso.

El estudio del Inegi destaca a Mérida dentro de las ciudades con menor percepción de inseguridad en todo México, teniendo la cifra más baja de toda la Península y la segunda más baja a nivel nacional, solo por debajo de San Pedro Garza García en Nuevo León, con un 18.9 por ciento.

Así, la capital yucateca es considerada como una de las ciudades con mayor percepción de seguridad, muy por delante de otras como Ecatepec y Naucalpan, en el Estado de México, Villahermosa, en Tabasco, y Coatzacoalcos, en Veracruz, en donde la percepción de inseguridad rebasa los 90 puntos.

Al analizar los diversos indicadores medidos por la ENSU, se logra identificar también que Mérida es percibida como una de las ciudades más seguras a la hora de caminar de noche y al estar en los bancos. Asimismo, la capital yucateca es percibida como la segunda ciudad más segura al hacer uso de los cajeros automáticos, sólo por debajo de Los Cabos, Baja California Sur.

Por otra parte, la percepción del desempeño de las autoridades de Seguridad Pública ha sido bien calificado por los yucatecos, siendo así que el 80.5 por ciento de los habitantes mayores de 18 años consideró efectivo el desempeño de la policía estatal y un 78 por ciento reiteró su confianza en la corporación yucateca.

La encuesta evaluó diferentes aspectos relacionados con la seguridad en zonas urbanas, la percepción, el conocimiento y las experiencias propias relacionadas con la inseguridad en su localidad. En estos rubros, la población de más de 18 años en Yucatán manifestó una percepción positiva con relación a la seguridad en el estado.

El conjunto de estos indicadores hace notar que la zona urbana evaluada de Yucatán cuenta con altos niveles de seguridad mismos que se traducen en tranquilidad y paz para sus habitantes.

Este cambio positivo en la percepción de la población respecto a la seguridad en el estado es resultado de las acciones coordinadas que la sociedad y el Gobierno de Mauricio Vila Dosal han implementado para reforzar la prevención, la vigilancia y la infraestructura, a fin de conservar y mejorar los niveles de paz.

Cabe recordar que, como parte de estos esfuerzos por parte de la administración estatal, en el paquete presupuestal de este año, se realizó un incremento del 20% a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), lo cual representa 400 millones de pesos adicionales, recursos que se destinaron a la adquisición de 353 patrullas completamente equipadas, así como la contratación de 300 nuevos agentes y el arrendamiento de un helicóptero para blindar la frontera con Quintana Roo.

Lo anterior también permitió la puesta en marcha de la Policía Estatal Metropolitana, que a través 383 elementos y 80 vehículos, entre camionetas, patrullas y motocicletas, opera en los cuadrantes extraperiféricos de Mérida, concretamente en el área conurbada de los municipios que la conforman, en fraccionamientos como Los Héroes, Ciudad Caucel, Las Américas, Gran Santa Fe, 26 comisarías y 21 subcomisarías de Mérida, así como los municipios de Kanasín, Conkal, Ucú y Umán.

Además, Vila Dosal ha apostado por el mejoramiento de las condiciones laborales y prestaciones sociales de los policías yucatecos, por lo cual se han realizado acciones para elevar su calidad de vida y la de sus familias para motivarlos a seguir trabajando por la seguridad de Yucatán y todos sus habitantes.

Tal y como anunció el Gobernador, sus hijos tendrán a su disposición becas del 100 por ciento para estudiar en universidades particulares; mientras que, aquellos que decidan estudiar en la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), quedarán exentos de pagar las cuotas de inscripción, además de que todos ellos recibirán un apoyo económico bimestral de 2 mil 600 pesos.