CIUDAD DE MÉXICO, 20 de mayo de 2019.- Ante el debut de su campaña política en Los Ángeles, California, para competir por ser la próxima presidenta de Estados Unidos, la senadora Kamala Harris tocó un tema importante para las mujeres habitantes de los estados de Alabama y Georgia: la ley antiaborto.

Ante mil personas este lunes, la legisladora señaló que "la salud reproductiva de las mujeres está siendo atacada y no vamos a permitirlo. Vamos a luchar con todo".

De acuerdo con medios internacionales, Kamala Harris, quien ha desempeñado toda su carrera política en California, ha obtenido apoyo y respeto de diversos congresistas como Katie Hill y Alex Padilla, quienes también están en contra de las leyes aprobadas contra el aborto.

Harris se encuentra en el círculo de los 23 candidatos que se consideran favoritos para llegar a Iowa en las primarias demócratas.

Dicho mitin tuvo lugar en un gimnasio universitario, en el cual, como primer acto, una estudiante recitó el juramento a la bandera en español, algo sorprendente para la comunidad estudiantil. Tras el acto imprevisto, la senadora tocó temas de suma importancia para las próximas elecciones como la inmigración, en la cual prometió "una reforma migratoria integral con una vía para acceder a la ciudadanía. Ahora mismo no hay ninguno, que es una de las ironías y tragedias de la retórica que sale de esta Administración".

Al finalizar, Kamala Harris subrayó que la rebaja de impuestos para todas las familias que ganen menos de 100 mil dólares al año será real.