CIUDAD DE MÉXICO, 1 de diciembre de 2018.- Al grito de, Presidente, Presidente, es un honor estar con Obrador, y sí se pudo, sí se pudo, de los legisladores de Morena, PT y Encuentro Social, Andrés Manuel López Obrador rindió protesta como Presidente de la Estados Unidos Mexicanos.

Desde la Tribuna del Pleno legislativo y donde se encontraba el entonces presidente Enrique Peña Nieto, el presidente del Congreso, Porfirio Muñoz Ledo, así como el del Senado, Martín Batres y el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Jesús María Aguilar, López Obrador protestó cumplir y hacer guardar las leyes que emana la Constitución.

En ese momento, Enrique Peña Nieto se quitó la Banda Presidencial, momento exacto en que diputados y senadores priistas gritaron fuertemente “bravo Presidente Peña” y aplaudieron vitoreándolo, lo que fue opacado por los gritos morenistas de apoyo para López Obrador.

 

Y como lo marca la ley, el presidente del Congreso, Muñoz Ledo, recibió la Banda Presidencial de manos de Peña Nieto y lo entregó al nuevo presidente de México, quien se la colocó con ayuda de un cadete militar, quienes lo custodian, contrario a lo que era antes, un elemento del Estado Mayor Presidencial, figura que el nuevo gobierno quitó.

Los legisladores de Morena celebraban cada movimiento de su líder, sobre todo después de que recibió la Banda Presidencial, con la modificación en el orden de los colores donde el verde aparece en la parte superior.

Al momento de colocarla, se escuchó el grito de la mayoría morenista en el salón de plenos, “Sí se pudo, sí se pudo” y “Presidente, Presidente” mientras algunas legisladoras de ese grupo parlamentario, levantaban el muñeco de López Obrador al tiempo que celebraban la nueva investidura del tabasqueño.

Enseguida, se anunció que López Obrador daría un mensaje como Presidente de México.