CIUDAD DE MÉXICO., 12 de marzo de 2018.- En gravísima acusación de delitos de corrupción, asegura que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto intenta sacarlo de la contienda electoral. Es Ricardo Anaya, el aspirante presidencial contra quien pesan acusaciones serias incluso de legisladores de su propio partido por la práctica de los moches.

En su declaración 3 de 3 reportó otros ingresos, más tarde se vio obligado a dar detalles de su acomodada vida y trató de aclarar el origen del dinero con el que mantenía a su familia en Estados Unidos, mientras él vivía en México. Aseguró que su riqueza le fue heredada.