• Morena no tiene llenadera y agrega senadores
  • Gana otro escaño en perjuicio de la oposición
  • Senado, suciedad y drogadicción en Reforma

No ha logrado la mayoría calificada.

Pero el empeño sigue.

El 17 de febrero adelantamos esfuerzos del jefe del control político del Senado de la República, Ricardo Monreal, por sumar nuevos legisladores a su causa.

Se le fue Lilly Téllez a Acción Nacional (PAN), pero lo ha compensado.

Vea usted:

En julio del año pasado pidió licencia la priísta Vanessa Rubio con el argumento de dedicarse “por un tiempo a la academia y consultoría”.

Algunos compañeros quisieron convencerla de continuar para no dejar ese espacio al partido de Estado, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

De nada sirvió.

En cuanto llegó, la ex priísta Nancy Guadalupe Sánchez transitó del gobierno del bajacaliforniano Jaime Bonilla al servicio de la administración federal.

Desde ayer formalmente el Partido Revolucionario Institucional (PRI) pierde otro escaño en una forma muy extraña.

La senadora titular Claudia Edith Anaya fue postulada a gobernadora en Zacatecas y en su lugar llegó su suplente Evelia Sandoval.

Oposición debilitada

Lo resentirá la oposición.

Ya le tomó protesta el presidente de la mesa directiva Eduardo Ramírez, pero ella va a la cuenta de Ricardo Monreal.

Fue postulada en 2018 por la alianza PRI-Verde, pero como éste chaqueteó y está con el poder en turno, Evelia ya está pegadísima a Monreal.

De esta forma, de acuerdo a los registros senatoriales, él y Morena llegan formalmente a 61 senadores nominales.

No le bastan siquiera para aprobar cambio a leyes secundarias, pero para eso son los aliados y los tiene de sobra.

Con la suma de los partidos del Trabajo (PT), Verde Ecologista de México (PVEM), y Encuentro Solidario (PES, hoy Encuentro Solidario) alcanza 77 sufragios de 128 posibles.

No alcanza la mayoría calificada de 85 votos para reformas constitucionales o nombramientos de consejeros, magistrados y demás, pero es una gran ventaja.

Además de las votaciones del pleno, esos espacios son fundamentales para los órganos de control interno y, clave en los recesos, en la Comisión Permanente.

Asepsia sobre reforma

1.- Se toleró durante años.

Pero la suciedad en torno del Senado de la República debe retirarse si la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, atiende la solicitud del presidente Eduardo Ramírez.

Por Paseo de la Reforma, en el Parque Luis Pasteur y en la calle París todos los días se ven cientos de personas que se drogan a la luz pública y causan miedo.

Son sucedáneos de quienes se manifestaban por la legalización de la mariguana, pero ésta ya se dio y por lo tanto “la ocupación de las áreas referidas ha dejado de tener sentido”.

Por fin alguien decidió solicitar apoyo al gobierno capitalino.

Y 2.- no es una renuncia cualquiera.

Fabián Medina deja la Jefatura de la Oficina del canciller Marcelo Ebrard, con quien había jugado desde hace sexenios.

Decide dejar el cargo “ante la situación actual en la Cancillería”, dice su escrito de renuncia.

También es utilizable su última frase:

“Deseo de corazón que sigas teniendo éxito y que mires siempre por el bien de nuestro amado México”.