CIUDAD DE MÉXICO, 27 de noviembre de 2016.- La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México detuvo a un sujeto que robó a una persona 95 mil pesos en el estacionamiento de una sucursal bancaria, en la colonia La Moderna, delegación Benito Juárez.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina añadió en un comunicado que, un Juez de Control calificó de legal la detención, por el delito de robo agravado calificado e impuso como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa, por lo que fue ingresado al Centro de Detención del Reclusorio Preventivo Oriente.

En seguimiento a las indagatorias, la Policía de Investigación (PDI) logró establecer que el indiciado tiene una orden de reaprehensión pendiente por violencia familiar y el arma que le fue asegurada está relacionada con una averiguación previa por los delitos de homicidio doloso con arma de fuego, en agravio de un hombre, y robo a una refaccionaria, ubicada en la colonia Portales, delegación Benito Juárez.

De acuerdo con la carpeta de investigación, el pasado 24 de noviembre, alrededor de las 15:50 horas, un elemento de la SSP de la Unidad de Protección Ciudadana (UPC) Iztaccíhuatl, quien en su orden de trabajo individual tiene por misión la seguridad de los ciudadanos que asisten a la sucursal bancaria, ubicada en la calle José Mariano Beristáin Souza, colonia Viaducto Piedad, delegación Iztacalco, fue requerido por dos personas que viajaban en una motocicleta, una de ellas señaló haber sido víctima de un robo con violencia.

El afectado refirió al policía que un hombre le robó un portafolio tras salir de un banco ubicado en Calzada de Tlalpan, esquina Santa Anita, colonia La Moderna, delegación Benito Juárez, le refirió que al dirigirse a su vehículo fue interceptado por el hoy imputado, quien lo amagó con un arma de fuego al momento en que le arrebató el maletín con dinero y documentos, posteriormente huyó.

En esos momentos un motociclista que pasaba por el lugar y se percató del robo le prestó apoyo, lo subió a su motocicleta y juntos solicitaron el auxilio del policía, quien de inmediato le marcó el alto al probable responsable, quien al notar la presencia del uniformado sacó un arma de fuego.

En respuesta, el elemento de la SSP le indicó con comandos verbales que se detuviera, arrojara la pistola y se tirara al piso; el indiciado no hizo caso e intentó huir, pero fue detenido.

El denunciante de 39 años de edad, se acercó al lugar de la detención y reconoció plenamente al imputado de 31 años de edad. Conforme al protocolo de actuación policial, el elemento de seguridad pública le leyó su carta de derechos al implicado, quien fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Agencia Central de Investigación, que inició la carpeta correspondiente por el delito de robo agravado calificado.

También quedaron asegurados por la representación social un arma de fuego, tipo revólver, calibre 38 milímetros, con cinco cartuchos útiles, un equipo de telefonía celular y un maletín, en cuyo interior había 95 mil pesos en efectivo. Cabe mencionar que una vez que concluyan las investigaciones el efectivo será entregado al denunciante.

Como parte de las diligencias practicadas se dio intervención a elementos de la Policía de Investigación, a fin de recabar los indicios de prueba necesarios para determinar la participación del detenido en el robo, así como peritos en materia de fotografía, criminalística, balística, contabilidad y química.

Se giró oficio a los Centros de Comando y Control C2 Norte y Sur, con la finalidad de analizar las imágenes de las cámaras de videovigilancia. Asimismo, se solicitaron las grabaciones de las cámaras de seguridad de la institución financiera donde se registraron los hechos.

Derivado de las investigaciones se estableció que el arma asegurada al imputado está relacionada con una averiguación previa por los delitos de homicidio doloso y robo a una refaccionaria. El evento ocurrió en abril de 2015, en el negocio ubicado en la calle Emiliano Zapata, colonia Portales, delegación Benito Juárez. Esta averiguación se encuentra integrándose en la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio.

Cabe destacar que como parte de los trabajos de gabinete de la Policía de Investigación (PDI), se pudo conocer que el imputado tiene una orden de reaprehensión pendiente por violencia familiar y, entre 2005 y 2015, el indiciado tuvo cuatro ingresos al Reclusorio Norte y uno al Reclusorio Oriente, por los delitos de robo calificado con violencia a negocio, robo a casa-habitación, violencia familiar y encubrimiento por receptación.

Reunidos todos los elementos de prueba necesarios, el representante social solicitó audiencia inicial a un Juez de Control, que se llevó a cabo el pasado 26 de noviembre, en la cual el juzgador calificó de legal la detención del imputado y le impuso como medida cautelar la prisión preventiva oficiosa, por lo que fue ingresado al Centro de Detención del Reclusorio Preventivo Oriente.