CIUDAD DE MÉXICO, 12 de noviembre de 2018.-  La segunda consulta nacional para conocer la opinión de los mexicanos sobre diez programas y proyectos de la nueva administración federal, entre los que se incluye el Tren Maya se realizará los próximos días 24 y 25 de noviembre.

Así lo informó el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, luego de encabezar una reunión de trabajo con gobernadores en funciones y electos de las entidades involucradas en la construcción del Tren Maya, que dará inicio el próximo 16 de diciembre.

Desde Mérida, Yucatán, el próximo mandatario señaló que son mil 500 kilómetros de construcción de este proyecto para el desarrollo económico, social, cultural del sureste.

Antes de tomar el vuelo de regreso a la Ciudad de México, López Obrador expresó que los estados del sureste, además de otras entidades como Veracruz y Oaxaca, se encuentran en condiciones de alta marginación debido a la falta de inversiones.

“Informo a ustedes que los días 24 y 25 de este mes vamos a llevar a cabo una amplia consulta ciudadana para preguntarle a los mexicanos, no sólo a los habitantes del sureste, sino a todos los mexicanos, su opinión sobre este proyecto del Tren Maya. Vamos a aprovechar para preguntar acerca de la construcción de la nueva refinería [Dos Bocas, Tabasco], y sobre el proyecto del Istmo de Tehuantepec. Vamos a aprovechar para preguntarle a la gente si está de acuerdo en el apoyo
a los adultos mayores, a las personas con discapacidad, si están de acuerdo en que se convierta en un derecho el recibir una beca si se estudia en la preparatoria, es decir, todos los programas sociales, vamos a preguntar sobre 10 programas”.

A diferencia de la consulta anterior, López Obrador señaló que defenderá dichos programas debido a que “son compromisos adquiridos en campaña. No obstante, los ciudadanos van a decidir… De todas maneras, como están muy rigurosos nuestros adversarios, para que no existe
ninguna duda, vamos a la consulta”.

La Segunda Consulta Nacional Ciudadana seguirá el procedimiento que la anterior, lo que incluye el mismo número de mesas de votación en los lugares ya conocidos, y también será encabezada por la sociedad civil a través de la Fundación Arturo Rosenblueth.

“Esta fundación es sobre todo honesta. El asunto no es que la institución tenga muchas oficinas o tenga mucho dinero. Lo importante es la honestidad, porque hay aparatos administrativos burocráticos que consumen muchísimo dinero, pero no son confiables, no se les cree
porque no son honestos... Le tengo toda la confianza a los que están organizando estas consultas porque son gente honesta", dijo el presidente electo.

Asimismo, el próximo mandatario señaló que la consulta también será fondeada con aportaciones voluntarias: “El financiamiento va a corresponder a legisladores, nada más que como ya ayudaron los diputados, ahora de manera voluntaria le vamos a pedir que hagan lo propio los senadores para que de esta manera no cueste”.