CIUDAD DE MÉXICO, 21 de julio de 2021.- El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, advirtió que entregará a la Fiscalía General de la República (FGR) la información relacionada con las contrataciones vinculadas al caso Pegasus, en denuncia por el probable desvío de recursos y lavado de dinero.

En conferencia matutina desde el Palacio Nacional, detalló que los contratos se hicieron a través de empresas fachada, entre ellas: Tech Bull y BALAM. Dichos contratos para la adquisición del software israelí Pegasus, de 2016 a 2017, fueron por 32 millones de dólares.

Tech Bull, empresa fachada constituida por BALAM Seguridad Privada, S.A. de C.V. obtuvo un contrato con la entonces Procuraduría General de la República (PGR), particular por Tomás Zerón de Lucio, director y jefe de la Agencia de Investigación Criminal, para el espionaje telefónico.

Nieto Castillo afirmó que no fue la primera vez que se registro un contrato relacionado con la adquisición de un malware, también hay contratos de software espía que se remontan a la administración de Felipe Calderón.

El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que el espionaje se filtró en diversas esferas del poder, desde el gobierno federal, estatal y hasta empresas como estrategia de competencia. Para enterrar esta práctica, justificó que una de las primeras decisiones fue desaparecer el Cisen.