OAXACA, Oax. 28 de noviembre de 2021.- El presidente municipal de la ciudad de Oaxaca, Oswaldo García Jarquín, está cerrando su administración con un saqueo al presupuesto que no tiene precedentes.

Otro de los ejemplos de la gran corrupción que dejará como legado el morenista Oswaldo García Jarquín es la obra en la calle de Amapolas, en la colonia Reforma.

De manera sorpresiva, la semana que concluye el tránsito se cerró en esta calle y comenzaron a trabajar.

La petición, según fuentes del ayuntamiento, vino de un ex presidente municipal que tiene un edificio en la calle intervenida.

Aunque hay cientos de calles convertidas en un desastre, en esta ocasión la petición no se hizo esperar y no solo hubo uno, sino tres contratos para la misma obra, que son solo cuatro calles, pequeñas, en la colonia Reforma.

Más información en Quadratín Oaxaca