MORELIA, Mich., 16 de febrero de 2016.- Luego de uno de los cuatro jóvenes que pronunciaron un mensaje ante el Papa Francisco, preguntó ¿cómo podemos los jóvenes vivir en paz?, el Pontífice respondió que la esperanza se puede experimentar cuando se sabe que no todo está perdido, a pesar de que fines mezquinos busquen desvalorizar la juventud.

“La principal amenaza a la esperanza son los discursos que desvalorizan, cuando te van chupando valor y terminas como arrugado, triste, cuando te hacen sentir de segunda”, dijo el Papa a miles de personas en el estadio Morelos.

En este nuevo mundo donde se pierde la fe, los jóvenes preguntamos ¿cómo le hacemos para vivir en paz?, dijo uno de los cuatro testimonios al Papa Francisco en el estadio Morelos.

“Santo Padre, cada día crece más la inconformidad por la situación que vive México, muchos de nosotros hemos sido lastimados”, expresó el joven.

El Papa Francisco aseguró que es difícil sentirse la riqueza de un país cuando no se tienen oportunidades de trabajo digno.

“Es difícil sentirse la riqueza de un lugar, cuando por ser jóvenes se usan para fines mezquinos, seduciéndolos con promesas que al final no son reales y los conducen a la destrucción", expresó.

Con voz enérgica, advirtió que es mentira que la única oportunidad para los jóvenes sea la pobreza y la marginación.

“No se permitan permanecer caídos nunca, si ven a una amigo caído, levántenlo con dignidad”, dijo el Papa.

Se refirió a la “escuchoterapia” para apoyar a quien tiene dificultades.