MÉXICO, DF., 3 de mayo de 2015.- El estado de Jalisco se convirtió este miércoles en la séptima entidad que aprobó una Ley General de Atención a Víctimas, informó el Comisonado Presidente de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), Jaime Rochin del Rincón, quien afirmó que a nivel nacional, a año y medio de su creación, han sido atendidos poco más de seis mil asuntos.

En charla con Quadratín México, el Comisionado Presidente de la CEAV reconoció que la tarea para que sea aprobada la Ley General de Atrención a Víctimas a lo largo y ancho del país ha sido ardua y que durante estas próximas semanas continuará visitando las entidades que aún no lo han aceptado, para que vean los beneficios de la misma.

Este miércoles, Jaime Rochín se reunió con el secretario de gobierno de Jalisco, Roberto López Lara, a quien le planetó la necesidad de que el registro total de víctimas en la entidad sea manejada por la Comisión Ejecutiva recién creada y no sólo por los organismos de justicia. “Necesitamos tener ese listado para ser nosotros los que nos acerquemos a las víctimas para ofrecerles nuestros servicios”, comentó el Comisionado Presidente de la CEAV, quien dijo que esta petición será llevada al Ejecutivo para que éste a su vez la envié al congreso y así refrmar la ley.

La CEAV, creada en octubre de 2013, dispone de un fondo de 500 millones de pesos, destinados a resarcir los daños a las víctimas directas e indirectas, de los cuales ya una cantidad ha sido destinada para ese fin, en 13 casos, mientras que cientos están en proceso.

Entre algunas de las entidades que ya tienen una Comisión Ejecutiva de la CEAV están Nuevo León, Morelos, Tlaxcala, Michoacán, Coahuila, y ahora Jalisco, en el entendido de que en todo el país existen delegaciones de la CEAV, que reportan directamente a la ciudad de México.

Jaime Rochín mencionó que además de la labor realiza en favor de víctimas, la CEAV también, en coordinaciñón con la Comisión Nacional De Derechos Humanos, ha estado trabajando en los casos de Chilapa, Ayotzinapa e Iguala, en Guerrero, donde está uno de sus comisionados, Julio Hernández.