MÉXICO DF, 3 de junio de 2015.- La expresidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, en calidad de representante de la misión de observadores electorales para el próximo 7 de junio en México de la Organización de Estados Americanos (OEA), manifestó a nombre del organismo su preocupación por los hechos violencia protagonizados por integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para evitar que se lleve a cabo la evaluación docente que mandata la reforma educativa

“No podemos dejar de expresar la preocupación ante actos tan reprochables que lo que buscan es utilizar el proceso electoral para dirimir sus inquietudes preocupaciones y demandas de tipo gremial”, resaltó la ex mandataria en el marco de la visita de la Delegación de la Misión de Observación Electoral de la OEA en el Senado de la República.

En este sentido, Chinchilla advirtió que “más allá de lo justificado o no de sus causas gremialistas”, los maestros disidentes “quieran utilizar a las intuiciones electorales mexicanas”.

“Confiamos en que se entre en razón se comprenda que con independencia de las justificaciones que se tengan o no la instituciones electorales, en México merecen respeto y es importante dar las plenas garantías para que los ciudadanos puedan ejercer su derecho a sufragio”, expresó la coordinadora de los 65 observadores de  22 países que monitorearán la jornada electoral del próximo domingo.

Finalmente, Chinchilla informó que desde su llegada a México, la misión especial se ha mantenido en contacto con las autoridades de seguridad nacional, quienes les han proporcionado “información valiosa” sobre las zonas más álgidas del país para garantizar la fluidez del proceso electoral.