CIUDAD DE MÉXICO, 6 de febrero de 2020.- La UNAM informó que su rector, Enrique Graue, dio respuesta anoche, en tiempo y forma, al pliego petitorio que mujeres estudiantes del plantel 9 de la Escuela Nacional Preparatoria entregaron a autoridades de la institución el 4 de febrero pasado.

Destacó que Graue Wiechers indicó que todas sus solicitudes son aceptables y están dentro de la normatividad universitaria.

En el documento firmado por Graue, se compromete a atender de forma inmediata y brindar las medidas preventivas correspondientes ante cualquier denuncia presentada de manera formal ante los canales institucionales por violencia de género, entre ellos la Unidad para la Atención de Denuncias (UNAD).

Para fortalecer la cultura de la denuncia y el seguimiento a la misma, la UNAM instaló un módulo de la UNAD al exterior de la preparatoria, para que universitarias y universitarios puedan hacer consultas o presentar sus denuncias si han sido víctimas de acoso o se ha violentado su integridad, y así activar con mayor agilidad los mecanismos y protocolos internos de la Universidad.

Sobre la confidencialidad y protección de datos personales reiteró que en estricto cumplimiento al Protocolo, la información de la víctima es confidencial.

En lo referente a la atención psicológica y acompañamiento se indica que las víctimas serán atendidas por personal capacitado, con el apoyo de las facultades de Medicina, Psicología y de Estudios Superiores Iztacala.

Además, continuará el acompañamiento del  personal de la Oficina de la Unidad Jurídica y/o de la UNAD, para la presentación de denuncias ante el Ministerio Público o la Fiscalía correspondiente, siempre que así lo decidan las personas que señalen ser víctimas de violencia de género.

Respecto a las pláticas para la sensibilización de la violencia, hostigamiento y acoso sexual, se establece que todas las personas denunciadas por esos actos, se les informará a través del oficio de notificación, la necesidad de tomar esos cursos.

Además impartirá cursos-talleres sobre equidad y violencia de género, tan  pronto se reanuden las actividades en el plantel, para la comunidad estudiantil, personal académico y administrativo. 

En relación con la renovación del cuerpo jurídico se informó que la especialista en perspectiva de género, Olivia Olvera Solano desarrollará esta función hasta en tanto se concluyan los procesos de selección para la designación definitiva.

Además, esa oficina jurídica dará seguimiento y atención a todas aquellas denuncias formales que se hubieren presentado en el Plantel en términos del Protocolo, la legislación universitaria y los Contratos Colectivos de Trabajo,

La UNAD dará seguimiento puntual a todas aquellas denuncias formales, e informará a las víctimas de los avances y resultados del procedimiento.

En caso de que la comunidad estudiantil considere existan anomalías, podrán acudir a la Defensoría de los Derechos Universitarios, instancia que les asistirá para esclarecer cualquier diferendo.

También se establece que la Comisión de Equidad de Género y de la Dirección General de la Escuela Nacional Preparatoria definirán las campañas de difusión que permitan que la comunidad estudiantil se encuentre debidamente enterada sobre los canales para la atención de casos de violencia de género.

En los cursos de inducción de nuevo ingreso se informará de manera sencilla pero contundente los mecanismos institucionales para denunciar actos de violencia de género, por otra parte, tanto la UNAD como la Defensoría de los Derechos Universitarios, asistirán a la comunidad estudiantil que requiera información sobre los procedimientos instaurados, de acuerdo a la normatividad aplicable.

Sobre la petición de evaluar anualmente a profesores, con el fin de dar constancia de que son aptos para desempeñar su cargo, la Rectoría instruyó a la Secretaría General, a la Dirección General de la Escuela Nacional Preparatoria, y a la Dirección del plantel  supervisar la formación, actualización y desarrollo del personal académico, además de realizar un su diagnóstico dentro del marco de la Legislación Universitaria.

Se continuarán los cursos interanuales para su actualización y se revisarán cuidadosamente los perfiles de ingreso de aspirantes a cargos académicos.

Además, la Coordinación de Desarrollo Educativo e Innovación Curricular diseñará un instrumento de evaluación que considere la opinión del alumnado, para retroalimentación de los docentes.

Subrayó que los funcionarios del plantel tienen obligación de realizar sus labores con base en las obligaciones establecidas en la Legislación Universitaria, y en caso de incumplimiento, se exhorta a la comunidad a presentar las denuncias correspondientes.

Respecto a las exigencias de violencia de género de su pliego se indica que es razonable la imposición de sanciones a funcionarios, académicos y personal administrativo, sin más limitaciones que lo previsto en los Contratos Colectivos de Trabajo.

Además, la escuela aplicará medidas urgentes de protección en tanto concluyan los procedimientos y se determine la sanción correspondiente, dependiendo de la gravedad del caso.

Estas medidas se aplicarán conforme al Protocolo para la Atención de Casos de Violencia de Género en la UNAM. 

El documento también da respuesta a solicitudes sobre el correcto funcionamiento y optimización de los “senderos seguros”; adaptación del inmobiliario del plantel a fin de que sea apto para el uso de los estudiantes en situación de discapacidad; mantenimiento y renovación de instalaciones; revisión cuidadosa de los perfiles de ingreso de aspirantes a ocupar un cargo académico; optimización del equipo y material de los servicios médicos, horarios de permanencia de los estudiantes dentro del plantel y realización de actividades culturales y deportivas, entre otros rubros.