CIUDAD DE MÉXICO, 27 de diciembre de 2019.- Impulsados por una tremenda actuación de Adama Traoré y Raúl Jiménez, Wolves remontó dos goles y venció a Manchester City.

Wolverhampton inició como víctima ante el tercer lugar y bicampeón de la Premier League, pero tras la expulsión a los 12' del portero rival, Ederson, la situación se emparejó y la victoria quedó a tiro.

Aunque dos goles de Raheem Sterling a los minutos 25 y 50 le dieron dos golpes casi letales, de los cuales se recuperó al 55', cuando Adama Traoré descontó con un golazo:

Recibió unos pasos atrás de tres cuartos de cancha, acomodó la pelota con dos toquecitos, disparó poderoso, raso y cruzado, y el balón entró dando brinquitos pegado a un poste para el 1-2.

Nuevamente Traoré lució su poderío, al 82', cuando en línea de fondo por banda derecha robó el esférico a Mendy y centró raso para Raúl Jiménez, quien dentro del área chica remató de primera intención a las redes para el empate.

Al 90', de nuevo apareció el mexicano y con una joyita, cuando en los linderos del área, pisó el balón y lo tocó con la suela y atrás a Matt Doherty, quien entró al área y definió abajo para el 3-2 final.