CIUDAD DE MÉXICO, 3 de diciembre de 2020. — “Algo que es como una bendición, el incremento de las remesas, lo que envían nuestros paisanos a sus familiares en México”, definió el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, sobre los índices de recuperación económica en el país.

Al participar este jueves en la inauguración del Centro de Distribución Metropolitano de la empresa Bimbo en la alcaldía Azcapotzalco de la Ciudad de México, el Jefe del Ejecutivo consideró que es un indicador de que no se cayó en una crisis más severa por los estragos financieros del coronavirus Covid 19.

“Tenemos un incremento en remesas, a pesar de la pandemia, del 10 por ciento, con relación al año pasado, este año vamos a tener remesas del orden de 40 mil millones de dólares, va a ser un récord”, afirmó, sobre lo que horas antes, durante la conferencia matutina en el Palacio Nacional definió como “un milagro social”.

“Como todos sabemos ese dinero llega abajo, llega a 10 millones de familias del país, que reciben un promedio de 350 dólares mensuales, de esta forma no tuvimos crisis de consumo, las tiendas de autoservicio están servicio en lo que va del año 8 por ciento más que lo que vendieron el año pasado”, añadió.

López Obrador pronosticó que para el mes de marzo de 2021, se logre la recuperación total de los empleos formales, inscritos en el  Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que se han perdido por la pandemia, y alcanzar los 20 millones 500 mil puestos de trabajo.

En el marco del 75 aniversario del Grupo Bimbo, el Primer Mandatario acompañó en la inauguración a Daniel Servitje, presidente y director de la compañía, donde estuvieron también presentes la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum Pardo, y el alcalde de Azcapotzalco, Vidal Llerenas Morales.