CIUDAD DE MÉXICO, 27 de noviembre de 2020.- Los dos resposables del secuestro de María Villar Galaz, la española secuestrada y asesinada en México en 2016, fueron condenados a 80 años de prisión y 12 mil días multa, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

A través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), la FGR obtuvo sentencia condenatoria de en contra de Oscar Saúl Roldán Rodríguez, quien retiró dinero de la cuenta de la víctima y realizó llamadas de negociación; y Moisés Estañón Nájera Panchito, quien manejó el vehículo en que privaron de la libertad a víctima.

El 13 de septiembre de 2016, María Villar Galaz, consultora de tecnologías y sobrina del expresidente de la Federación Española de Futbol, Ángel María Villar, fue secuestrada al salir del centro comercial Patio Santa Fe, en la Alcaldía Álvaro Obregón. Sus captores exigieron dinero en efectivo por su rescate. 

Después de pagar el rescate, la víctima fue encontrada sin vida en Santiago Tianguistenco, Estado de México.  

Derivado de las labores de investigación coordinadas por el Agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos en Materia de Secuestro (UEIDMS), de la SEIDO, fue posible identificar a dos personas relacionadas con los hechos; por lo que en octubre de 2016, un Juez Distrito Especializado en el Nuevo Sistema Penal Acusatorio en el Estado de México, con residencia en Nezahualcóyotl, libró orden de aprehensión por el delito de secuestro agravado, en contra de Óscar Saúl y Moisés.   

El 4 de octubre de 2016, se cumplimentó orden de aprehensión en contra de Óscar Saúl, siendo vinculado a proceso seis días después. El 9 de noviembre de 2016, se cumplimentó orden de aprehensión en contra de Moisés, siendo vinculado a proceso en la misma fecha. 

El 23 de noviembre de 2020, en audiencia de alegatos el Juez dictó sentencia condenatoria para los dos justiciables, por el delito de secuestro agravado. Un día después se les impuso una penalidad de 80 años de prisión y 12 mil días multa, en términos de los artículos 9 y 11 de la Ley General para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Secuestro.