CIUDAD DE MÉXICO, 29 de noviembre de 2018.- Penas de hasta seis años de prisión a quien expida facturas falsas aprobó el Pleno del Senado de la República con el propósito de combatir la evasión en la recaudación de impuestos.

Con 94 votos a favor y dos abstenciones, en sesión de este jueves se avaló las modificaciones al artículo 113 del Código Fiscal de la Federación para castigar a quien adquiera o enajene comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

En el dictamen enviado a la Cámara de Diputados, se creó un artículo 113 Bis que sanciona con prisión de tres a seis años a quien expida comprobantes fiscales que amparen operaciones inexistentes, falsas o actos jurídicos simulados.

El presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, Alejandro Armenta Mier, fundamentó el dictamen y señaló que en los últimos se registró un aumento de las empresas que emiten comprobantes fiscales que amparan operaciones simuladas, utilizadas para obtener un beneficio ilegal.

Se calcula que la evasión fiscal anual en la recaudación en el país por facturas falsas asciende a dos billones de pesos, por lo que estiman que esta modificación combatirá la corrupción en la prestación de servicios o adquisición de bienes.

La presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos, Primera, Mayuli Latifa Martínez, dijo que se pretende proteger el patrimonio del Estado evitará se ve afectado por los impuestos que no ingresan a las arcas públicas y por otro lado, el riesgo de desvío de recursos.

Por ello, era necesario fortalecer mecanismos de vigilancia y control para erradicar la corrupción en la prestación de servicios o adquisiciones de bienes. Las modificaciones coadyuvarán con las autoridades fiscales para tener mayor control  sobre las operaciones en que se sustentan los comprobantes fiscales de los contribuyentes, subrayó.