Persecución fallida

  • Las redadas que pretenden deportar a dos mil inmigrantes no han tenido el éxito que el presidente Trump presume.
  • En México la Guardia Nacional contiene el cruce de centroamericanos que buscan llegar a Estados Unidos. Algunos, al ver frustrado el intento de llegar a su destino, deciden hacer vida en nuestro país.

Las redadas que iniciaron el fin de semana pasado en Estados Unidos violan los derechos humanos de quienes son perseguidos por una política racista que separa familias y mantiene en el terror constante a migrantes, mismos que llegaron a aquél país tras un largo trayecto en el que seguramente atravesaron por situaciones como hacinamiento, hambre y sed, sin mencionar los riesgos de cruzarse con grupos delincuenciales.

Aunque son mínimas las detenciones hasta el momento, continúa la persecución del Servicio de Migración y Control de Aduanas (ICE), por lo que varios centroamericanos permanecen encerrados, en ciudades como Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva York y San Francisco, lugares donde se espera mínimo la captura de dos mil inmigrantes con orden de deportación. En redes sociales se popularizó el movimiento Know your rights (Conoce tus derechos) y activistas salieron a las calles a compartir información sobre qué hacer en caso de detención.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos en México, considera que estas  detenciones y deportaciones ponen en riesgo la situación de los migrantes, además los criminaliza y los pone en una situación de mayor vulnerabilidad. Muchos de los “daños colaterales” son niños y ancianos, además de mujeres embarazadas. Las redadas contribuyen a que se genere un clima de temor y fomenta discursos de odio en contra de ellos, al señalarlos como delincuentes, ocasionando actos de discriminación y xenofobia, siendo que la gran mayoría son personas que únicamente buscan una mejor oportunidad de vida para ellos y sus familias, que llevan más de una década establecidas en ese país, muchos de ellos ya con hijos de nacionalidad estadounidense.

Pero la del Norte no es la única frontera donde se violan derechos humanos, en el Sur de México el paso de los migrantes también deja huellas de sangre. Desde que la Guardia Nacional llegó a esta zona, el paso de centroamericanos está más vigilado que nunca y la política de contención migratoria del presidente Andrés Manuel López Obrador está dando resultados, solo que no los ideales, porque se han registrado abusos por parte de las autoridades en contra de quienes buscan llegar a Estados Unidos.

En Chiapas, desde que la Guardia Nacional llegó, hay constante patrullaje en el río Suchiate, también aumentó la vigilancia de los distintos puntos de tránsito migratorio en la frontera con Guatemala y el resto del estado.

La reportera Gabriela Coutiño, corresponsal de medios informativos nacionales y del extranjero, cuenta que en la frontera de México con Guatemala no se registran masivas detenciones porque no es esta la intención, sino únicamente el de sellar la frontera, aunque no es algo nuevo, comenta.

La reportera de Chiapas narra que las caravanas hicieron más notables las redes de traficantes de personas. El sellamiento de la frontera que ahora es tarea de la Guardia Nacional y que antes era realizado por el Instituto Nacional de Migración, apoyado por las corporaciones policíacas, era intermitente, lo que permitía que las redes de traficantes de personas se ausentaran por momentos hasta que el Instituto Nacional de Migración relajara los controles.

La reportera cuenta que hoy el flujo migratorio en la frontera Sur ha disminuido, “las bandas de traficantes están de vacaciones y además las caravanas han desaparecido. Lo que ahora vemos es a pequeños grupos de migrantes que intentan cruzar el Suchiate”.

Según su experiencia, dice, en cuanto cambie la coyuntura actual, los flujos migratorios se reactivarán, simple y sencillamente porque las causas que generan la migración de Centroamérica no han sido atendidas.

Cuando comenzaron a llegar las caravanas se colapsaron los servicios públicos en la frontera Sur y hubo amotinamientos en instalaciones migratorias que finalmente fueron rebasadas por lo que se improvisaron albergues alternos, pero también hubo motines.

Desde hace años aquellos que intentan llegar a Estados Unidos y no lo logran deciden asentarse en nuestro país. Por otra parte, mujeres migrantes que venían en las caravanas recientes, dieron a luz en hospitales públicos de Tapachula, Huixtla, Arriaga y Mapastepec, ciudades obligadas en el paso de las caravanas. Datos de la Secretaría de Salud de Chiapas informan que los últimos meses, nacieron 404 infantes de padres centroamericanos y de otros países que llegaron a México en las últimas oleadas migratorias.

Los padres de los niños, de acuerdo a la Ley Migratoria, tienen el derecho a obtener la residencia o ciudadanía, pero antes, deben regularizar su estatus migratorio ante el Instituto Nacional de Migración.

Mientras tanto el miedo ha rebasado fronteras, lo mismo en Estados Unidos y México que en Europa. La ONU también manifestó su preocupación en cuanto a los refugiados por las recientes restricciones anunciadas por Donald Trump para los solicitantes de asilo. La Agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) no considera que sea la mejor forma de avanzar y la ve como una medida severa que, “restringe excesivamente el derecho a solicitar asilo, amenaza el derecho a la protección contra la devolución, aumenta significativamente la carga de la prueba para los solicitantes de asilo, restringe drásticamente los derechos y libertades básicos de quienes logran satisfacerla, y no está en línea con las obligaciones internacionales”.

Al respecto el canciller Marcelo Ebrard también expresó su desacuerdo, dijo que México no coincide con medidas que limiten el acceso al asilo y refugio a aquellas personas que temen por su vida y seguridad en su país de origen por motivos de persecución.

Desde hace un mes el presidente de Estados Unidos elevó sus amenazas contra los migrantes, dijo que deportaría a "millones"; sin embargo no se han reportado detenciones masivas por el Servicio de Migración y Aduanas. Esto no quita el miedo a la gente y muchos se encuentran ocultos, no cabe duda que el terror gobierna en el Norte y lo mismo se empieza a vivir en México, sobre todo en su frontera Sur.

Desde el centro

La compañía minera Grupo México volvió a provocar un ecocidio al derramar tres mil litros de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés, sería vergonzoso que el gobierno dejara pasar una más de esta empresa, pues debe responder a otros 22 delitos ambientales. El titular de la Semarnat, Victor Toledo, adelantó que podrían suspender la minera del empresario Germán Larrea y también actuar en contra de funcionarios coludidos. Ojalá se haga justicia a los ecosistemas que aniquilaron… Otra que también viola las normas ambientales es Bachoco, que ya fue clausurada en Querétaro por la Procuraduría Estatal de Protección al Medio Ambiente y Desarrollo Urbano (PEPMADU), debido a que se constataron incumplimientos en la licencia ambiental emitida por la Secretaría de Desarrollo Sustentable, almacenamiento de pollinaza a cielo abierto, así como deficiente captación y contención de escurrimientos… El presidente estadunidense, Donald Trump, declaró que no esperaban tantos soldados mexicanos en la frontera, luego de que el gobierno de López Obrador, enviara 21 mil elementos, lo que le otorgó el reconocimiento de su homólogo estadunidense.

[email protected]