CIUDAD DE MÉXICO, 10 de enero de 2019.- Petróleos Mexicanos (Pemex) avanza en la normalización del abasto de gasolina, puesto que "la nueva estrategia del Gobierno de México para acabar con el llamado huachicoleo es efectiva y no daremos marcha atrás contra el robo de combustible, ilícito que daña la economía nacional y el bolsillo de los mexicanos.

Destacó que seguirán implementando las medidas necesarias para acabar con este flagelo al reforzar la vigilancia y cuidado de nuestras instalaciones, así como en los mil 600 kilómetros de los seis ductos principales del país; además, continuará ejecutando el plan alternativo de distribución por pipas hasta que se regularice el suministro.

"Nuestras refinerías y Terminales de Almacenamiento y Despacho continúan surtiendo diariamente los 800 mil barriles de gasolina para asegurar el cumplimiento de la demanda requerida en el país.

"Exhortamos a las comunidades por donde pasan los ductos a que colaboren, con la empresa que es de todos los mexicanos, con su denuncia y que no sean cómplices de estas actividades ilícitas", indicó.

Reconoció el apoyo que brindan los ciudadanos ante las nuevas medidas implementadas en la logística de abasto de combustible; situación que se normalizará en el corto plazo y que traerá beneficios para todos.

Agradeció, también, a todos los trabajadores de Pemex, sobre todo a los transportistas, que todos los días, desde que se implementó el Plan Conjunto de Atención a Instalaciones Estratégicas, "han hecho un esfuerzo excepcional y colaboran con agilizar el suministro de combustible".