CIUDAD DE MÉXICO, 10 de enero de 2019.- El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, reconoció que el Gobierno federal haya implementado acciones para combatir el huachicoleo, pero reiteró su llamado a prever afectaciones y no vulnerar los derechos humanos de la ciudadanía.

“Saludamos y reconocemos que se tenga mano firme, enérgica, apegada a derecho para combatir el robo de hidrocarburos, que es uno de los ejes de la corrupción, pero debe hacerse previendo circunstancias y sin vulnerar los derechos humanos”, indicó.

Entrevistado en el recinto Legislativo de San Lázaro, el Ombudsman nacional señaló que el Gobierno federal debe informar puntualmente a la sociedad sobre la estrategia a seguir para contrarrestar el robo de combustible, principalmente en aquellas entidades y municipios donde se registra este delito.

Llamó para que se privilegie una estrategia que permita que servicios prioritarios para la población como el trasporte público o los servicios de emergencia, ambulancias, bomberos, entre otros, sigan funcionando.

Y a la población en general para que no caiga, dijo, en circunstancias de pánico que no tengan sustento, esto al referirse a las imágenes que se han visto en los últimos días, de grandes filas de gente tratando de comprar gasolina y de estaciones cerradas debido al desabasto por las compras excesivas, en algunos lugares.